Monitor Nacional
Por un Desarrollo Sustentable
Proyecto de vida | José Gregorio Contreras
9 de marzo de 2016 - 2:33 pm
portada_001
Desarrollo sustentable: satisfacer nuestras necesidades, sin poner en riesgo el desarrollo que satisfaga las necesidades de las generaciones futuras

El hablar de Desarrollo Sustentable está en boga en todas las esferas en las que nos relacionamos pero ¿realmente sabemos todo lo que implica este concepto?

El mismo surgió por primera vez en el año de 1987 en un reporte generado en una comisión de la Organización de las Naciones Unidas llamada la Comisión de Brundtland.

En este reporte el Desarrollo Sustentable se definió de la siguiente manera: “Es aquel que nos permite satisfacer nuestras necesidades, sin poner en riesgo el desarrollo que satisfaga las necesidades de las generaciones futuras”.

Muchas personas están en el entendimiento que Desarrollo Sustentable es proteger el medio ambiente y que con prácticas de no botar basura en la calle, separa los desperdicios, controlar la contaminación sónica, emisión, etc., ya estamos solucionando el problema. Lo cierto es que este concepto va más allá.

Desarrollo Sustentable se traduce en asumir la responsabilidad que tenemos todos los seres humanos en preservar los recursos naturales con la finalidad de que tanto nosotros como las generaciones futuras puedan también disfrutarlos.

El no tener la conciencia de este concepto no solo lo afecta a uno como persona, como comunidad o como nación, es un problema a nivel mundial.

Está muy claro que la solución no es tan sencilla, porque no solo el aspecto ambiental debe ser considerado, y es aquí donde el concepto se hace más complejo.

Desarrollo Sustentable está conformado por tres escenarios: el económico, el ambiental y el social, donde cada uno de ellos tienen necesidades, prioridades y soluciones diferentes en base a cada uno sus objetivos.

Bajo estas necesidades -que son producto de la naturaleza humana- tenemos que buscar un equilibrio entre estos tres escenarios y tener siempre presente que otras generaciones vienen en camino y van a necesitar de los recursos naturales que actualmente disfrutamos.

Si nos ponemos a pensar, la manera de solucionar un mismo problema no es la misma como la ve un economista, un biólogo o un trabajador social.

El primero pensará en sacar el mayor beneficio económico, el segundo en no impactar el ambiente y el tercero en no afectar a la sociedad, y en primera instancia habrá discrepancias en las soluciones que aporten.

Es allí donde cada uno de estos vértices, el económico, el ambiental y el social tienen que ver más allá y pensar a nivel global.

Lo que si es cierto es que lograr el Desarrollo Sustentable que deseamos y necesitamos no es solo labor de Estado, está en la colaboración de cada uno de nosotros.

Lograr las prácticas cotidianas que se necesitan para aportar nuestro grano de arena tienen que hacerse de manera repetitiva de forma tal que se haga hábito en cada uno de nosotros.

Existen dirigentes políticos que en oportunidades nos hacen promesas de implementar tal y cual acción pensando en lograr un Desarrollo Sustentable y lo cierto es, que aunque pueda tener buenas intenciones en su discurso, no siempre hay tal sustentabilidad.

Por ejemplo, crear sembradíos de caña de azúcar para la generación de biodiesel, es una alternativa para la generación de combustible como un sustituto del petróleo, pero para ello estamos utilizando extensiones de terreno que pudieran destinarse para subsanar la crisis alimentaria, para reserva forestal, etc.

No es que la generación de biocombustible mediante la caña de azúcar sea mala, está ayudando a la conservación de un recurso no renovable como es el petróleo, pero no está tomando en cuenta la solución de una manera integral.

En definitiva, no hay distingo para tener un comportamiento sustentable, hoy es un buen día para empezar a tener consciencia de algo que nos concierne a todos.

TAGS: , , ,