Propósitos, ahorrar o renovar tu espacio

Seguro te parece que algunos de tus propósitos personales para este 2016 a veces se contraponen con tus deseos y necesidades. Hace unos días leí que el ahorro, junto con hacer ejercicio, son los principales propósitos de año nuevo de la mayoría de las personas. Pero por otro lado en esta época escucho mucho las frases como estas, “ahora sí me urge la recámara de mi hijo⬝ o “ahora sí le urge un cambio a la casa⬝. Enero es un mes de cambios y propongo que así como haces una lista de propósitos personales, si tienes una necesidad de cambio en tu casa u oficina, hagas una lista de cuales son estos cambios que requires. Después de hacer esta lista de cambios, analiza por qué quieres hacerlos, por moda, por mantenimiento, cambios en tu dinámica familiar, crecimiento de tu equipo de trabajo etc.

Será en este punto en donde verás si tus deseos o necesidades se contraponen con alguno de tus propósitos. ¿Cómo hacer para que sean realidad ambas? Si la renovación de tu espacio responde a una necesidad real de operación, o de seguridad, no demores más ese cambio. Si es una mezcla de deseo y capricho, espera un poco, prográmalo para que no actúes por impulso.

Te doy algunos ejemplos:
Puedes ahorrar dinero, si ahorrar energía: Hace unos años vimos como todos los edificios y casas se llenaban de lámparas fluorecentes, esas que tienen forma de cola de cochino, hoy nos venden la idea de que hay que cambiar todo a LED y que con ello vas a ahorrar mucho. Sí, en primera instancia vas ahorrar en tu recibo de luz, pero el ahorro energético va mucho más allá de un cambio de bombillas o lámparas. El consumo de los equipos de cocina y oficina es importante, también el control de la iluminación en pasillos que solo son transitados ocasionalmente durante el día, verifica estos aspectos, cambia los equipos, sensors o controles y lograrás un mayor ahorro.

Puedes reciclar para cambiar: Siguiendo con la linea del ahorro y quieres realizar algunos cambios en tu casa, piensa en reciclar y dar mantemiento. Volver a barnizar los pisos o muebles, retapizar la sala y las sillas del comedor, al mismo tiempo que cambiar los accesorios decorativos, hará que tu espacio luzca muy diferente.

Si la remodelación es inminente lo mejor es darte un tiempo para platicar con un experto, interiorista o arquitecto que tenga la dedicación de escuchar qué quieres, que busque cuales son tus necesidades reales y sobre todo que haga un proyecto para tener muy claros los resultados finales. En verdad no te vas a arrepentir de tener un proyecto y presupuesto definidos, esos días que dediques a planear, para visualizar los cambios o definir tiempos y acciones harán que ahorres tiempo, dinero y desagradables sorpresas.

¿Por dónde empezar? Ponte de pie en la entrada y empieza a recorrer todos los espacios, siente cada uno y define que es lo que no te gusta. A veces es más fácil empezar por las cosas negativas, que definir y expicar lo que necesitas y el cambio que quieres lograr. Este es un excelente momento para ordenar ideas y cosas. Limpia, quita, archiva o tira lo que no es necesario y ahora sí con los espacios en orden analiza qué es lo que necesitas y decide.

Toma nota de que en los próximos meses vendrán varios eventos de arquitectura, interiorismo e iluminación, revisa las noticias sobre ellos, generalmente hay conferencias con expertos y temas que pueden darte una mejor vision de lo que buscas, o te ayudarán para tomar en cuenta aspectos que no habías considerado. Si bien la mayoría de éstas ferias son para expertos en el ramo podrás aclarar ideas o dudas si buscas las notas que hablen sobre ello. Mi propósito de año nuevo es intentar a asisitir y estudiar varias de estas ferias, así que por aquí seguiré narrando sobre estos temas. ¡Suerte con tus própositos, no desistas!

Stand Iluminación Guadalajara

Terraza remodelacion decoración de interiores interiorismo Delfina Sieiro