Ver más de Espejismos Urbanos

Puerto Rico: ¿Estado Libre Asociado?

Para unos, conocido como la isla del encanto, para otros la colonia más antigua del mundo (BBC Mundo, 2017). Así es, me refiero a Puerto Rico. En el pasado, a manos de los Españoles; hoy en nuestros días, en manos del Tío Sam.

Cuando la Segunda Guerra Mundial termina, Estados Unidos es considerado una potencia colonial. Con la creación de  la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se volvió prioridad la descolonización (BBC Mundo, 2017). Debido a ello, y a las ganas de seguir teniendo poder sobre uno de sus territorios, Estados Unidos le propuso a Puerto Rico ser un Estado Libre Asociado, mejor conocido como ELA.  

Para 1953, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 748. La cual se aprobó al afirmar que, en 1952, Puerto Rico había logrado su autonomía al crear su propio gobierno al ser Estado Libre Asociado. Se esperaba que Puerto Rico pidiera entrar a la ONU como nuevo estado. Sin embargo, Estados Unidos ni Puerto Rico pidieron el ingreso, de éste último, a la Organización. Al no reclamar un lugar, Estados Unidos fue quien siguió representando los intereses de Puerto Rico.

Cuando en 1960, se aprueba la Resolución 1514-15, se esperaba que Puerto Rico, al ser ELA, al fin reclamara su lugar en la ONU, pues esta resolución afirmaba el derecho inalienable a la libre determinación e independencia de todos los pueblos. Sin embargo, esto no sucedió pues Puerto Rico afirmó que su caso ya había sido resuelto con la resolución ya antes mencionada (El Nuevo Día, 2014).

Para 1962, se creó el Comité Especial para la Descolonización, el cual, a lo largo de su existencia, ha aprobado 32 resoluciones que afirman el derecho de Puerto Rico a su libre determinación. A pesar de ello, Estados Unidos rechaza las resoluciones pues cree que la ONU no tiene jurisdicción en un asunto que ellos ven como doméstico (El Nuevo Día, 2014).

Tal es el dominio estadounidense sobre Puerto Rico que, en 1989, el Secretario de Justicia interino Edward Dennis afirmó que “El Congreso retiene la autoridad de legislar con respecto a Puerto Rico, y una ley federal no puede ser rechazada o anulada por el gobierno local”. Dicha afirmación surgió cuando el gobernador, de aquella época, Rafael Hernández propuso que Puerto Rico tuviera un mecanismo para descartar normas federales (Delgado Robles, 2017). Por obvias razones, la propuesta no se pudo llevar a cabo.

Albino, en el 2017, aseguró que no tiene caso discutir sobre lo que involucra ser un Estado Libre Asociado, pues este, como se pinta, nunca ha existido. Para él, la prueba se encuentra en la Constitución de los Estados Unidos de América. Dentro de la sección 3 del artículo 4, se localiza la cláusula territorial que le da el poder exclusivo al Congreso estadounidense de disponer sobre sus territorios y/o posesiones. Incluso, la Constitución especifica que las únicas opciones viables para Puerto Rico, como territorio, son la anexión como miembro de la Unión y la independencia, e incluso se menciona que podría venderse el territorio a otra nación soberna (Albino, 2017). ¿En qué parte, de lo explicado con anterioridad, se puede ver claramente el “pacto bilateral” que se le vendió a los puertorriqueños? La pregunta anterior la hago, pues por lo que he podido investigar, es así como se les vendió la idea del Estado Libre Asociado.

Puerto Rico, al ser ELA, goza tanto de beneficios como de limitantes a lo que es su “soberanía”. Con esta denominación, Puerto Rico pasó a tener autoridad sobre su política interna, supeditada a las leyes estadounidenses y sin control sobre sus relaciones exteriores. Como ELA, tiene un delegado en el Congreso de Estados Unidos, sin embargo, dicho representante no tiene voto, a pesar de tener voz.  Son estadounidenses a medias, pues a pesar de ser ciudadanos estadounidenses, no pueden votar en las elecciones presidenciales (BBC Mundo, 2017). Aunado a ello, y tal como se mencionó con anterioridad al hablar de Rafael Hernández, los puertorriqueños no pueden tomar decisiones respecto a la isla sin aprobación de EEUU, los derechos laborales de EEUU no aplican en Puerto Rico y sus leyes de compensación son más bajas que las de EEUU. Sin contar que la atención medica tiene una gran brecha entre los estadounidenses de Puerto Rico y los estadounidenses en EEUU, pues los primeros no cuentan con toda la tecnología a la que tienen acceso los que viven en Estados Unidos (EconoArs, 2016).

A pesar de todo lo mencionado con anterior, existen algunas ventajas de pertenecer al ELA. Entre estas se encuentra la posibilidad, que tienen los puertorriqueños, de vivir o trabajar en Estados Unidos sin necesidad de visa; el pasaporte que tiene Puerto Rico es el estadounidense, por lo que se les abre las puertas de muchos países sin necesidad de hacer trámites de visado; cuentan con programas sociales financiados por fondos de la asistencia federal estadounidense y de los gobiernos locales; usan el dólar como moneda de cambio; y pagan muchos menos impuestos que en Estados Unidos (EconoArs, 2016).

Hasta el día de hoy, se han realizado 5 plebiscitos –resolución tomada por un pueblo a partir de la pluralidad de votos– respecto al estatus legal de la isla. Dichos plebiscitos fueron realizados en 1967, 1993, 1998, 2012, y 2017. A pesar de los resultados que estos han llegado a tener y de la poca o mucha participación ciudadana que ha existido, Puerto Rico sigue siendo un Estado Libre Asociado. Esperemos que, en unos años, cuando se vuelva a realizar otro plebiscito, la mayoría de los puertorriqueños puedan votar y que sea para bienestar de los habitantes la decisión a la cual lleguen.  

Referencias

Albino, N. (7 de febrero, 2017). La falacia de la “libre asociación” de Puerto Rico con EE. UU. Recuperado de https://es.panampost.com/nelson-albino/2017/02/07/falacia-libre-asociacion-puerto-rico/

BBC Mundo. (11 de junio, 2017). ¿Por qué algunos consideran que Puerto Rico es la “colonia más antigua del mundo”? Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-40178522

Delgado Robles, J. A. (23 de julio, 2017). El ELA es un status “cómodo” para EE.UU. Recuperado de https://www.elnuevodia.com/noticias/politica/nota/elelaesunstatuscomodoparaeeuu-2342752/

EconoArs. (6 de octubre, 2016). PUERTO RICO: 5 VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE PERTENECER A EE.UU. Recuperado de www.econoars.com/blog-magazine/2016/10/6/puerto-rico-americano-o-latinoamericano-5-ventajas-y-5-desventajas-de-pertenecer-a-estados-unidos

El Nuevo Día. (31 de julio, 2014). El Estado Libre Asociado en la ONU. Recuperado de https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/elestadolibreasociadoenlaonu-columna-1825078/