¿Pymes para cuánto tiempo?

Cada día más empresas extranjeras acuden a nuestro país, una clara opción es por las facilidades que otorga nuestro gobierno para su asentamiento, otra la evolución de los compradores en México, o diferentes razones, pero según la Secretaría de Economía (SE), de 1990 a 2014 llegaron al país 60,499 empresas extranjeras. Podrán parecer pocas, pero el número de estas grandes empresas no es lo preocupante, lo preocupante es su gran tamaño, que solo una de estas empresas pueda hacer lo que la unión de las Pymes, que estas desaparezcan, que la economía local deje de existir.

Según el Plan Nacional de Desarrollo, en México las Pymes aportan alrededor del 34.7% de la Producción Bruta Total y generan 73% de los empleos, lo que significa más de 19.6 millones de puestos laborales. Estas cifras no quieren decir que las Pymes tienen un futuro asegurado, cada momento que pasa una compañía extranjera toma el lugar de una Pyme mexicana, la sustentabilidad de una persona se ve sustraída por un coloso con un alto respaldo económico, podemos llegar a pensar que si alguien más grande llega y se come al chico no hay repercusión, las grandes empresas extranjeras son de las principales fuentes de empleo en el país, no obstante la mayoría de sus ganancias se van fuera de México, pero no solo son grandes corporativos, bancos, refresqueras, celulares entre otras, pueden ser cualquier producto.

Las Pymes no solo son amenazadas por compañías que empezaron en otro lado del mundo, sino también en nuestro suelo, la pelea se encuentra con nuestros compatriotas, pequeñas tiendas de autoservicio que suplen a las llamadas misceláneas, estas ya casi desaparecidas, después nos encontramos en que las “tienditas⬝ no son las únicas amenazadas, en años recientes el rubro farmacéutico ha sido un punto clave, el declive de las farmacias locales por grandes corporativos con una fuerte estructura de penetración de mercado, lugares estratégicos de venta, precios con los cuales no se puede competir por volumen de compra de las empresas, lo que deja a los pequeños contribuyentes sin manera de defenderse.

Claro esto no significa que estemos perdidos, la pregunta es que podrán tener estas empresas para pelear en las grandes ligas, según la consultora IQOM indicó que 33,000 pequeñas y medianas empresas contribuyen con el 5% del total de las exportaciones, el fuerte de las Pymes se encuentras fuera de México, pero son la base del mercado interno por el número de Pymes, no por su volumen de ventas cabe destacar, pero que punto a su favor extra pueden tener es otra interrogante, su ventaja competitiva su gran flexibilidad para adaptarse a las necesidades del mercado interno. Cualidad que puede ser la clave determinante al momento de unirse a las cadenas de producción con insumos regionales o internacionales, ya que las mega-tendencias globales y regionales han motivado a este fenómeno.

El siguiente paso para este sector de pequeños y medianos empresarios es que no solamente sean el simple motor del mercado interno, sino que, además, se conviertan en el eje de la plataforma de exportación de México. La inquietante interrogante es como se logrará este salto, como vencer tanto a la globalización como a los grandes corporativos mexicanos, la respuesta es muy simple de hecho, nosotros, si nosotros, el mercado es el último voto, si nos enfocamos en comprar productos mexicanos de pequeñas y medianas empresas, claro nunca comprar por comprar, pero si el poner por delante un producto proveniente de estas empresas por delante de una gran corporativo esto solo si la calidad es igual o mejor, el apoyar a nuestros productores locales, en un principio puede ser difícil, ya que no están en todos lados como los productos que se distribuyen en las grandes empresas, pero les aseguro que valdrá la pena, valdrá la pena con productos de calidad superior, productos que tienen un mejor de calidad por ser producidos a menor escala.

Lo antes mencionado no es lo único que se creara por medio de un mayor apoyo a nuestros empresarios locales, pero aún más importante, el desarrollo integro de una mejor sociedad, se preguntaran como será eso posible por medio del apoyo a los empresarios locales, cada vez que se compre en una de estas empresas no estarás dando más dinero a un gran corporativo, estarás ayudando directamente a las familias de la comunidad, estas familias son como cualquiera de las nuestras, familias que buscan una mayor escuela para sus hijos, clases de futbol o hasta de baile.

Hoy es un buen día para ser la mejor versión de nosotros, en un año nos arrepentiremos de no haber empezado hoy, apliquemos esto a nuestra sociedad, hay que ayudarla a florecer, paso por paso podemos crear un México mejor para nosotros y mejor aún, para nuestros hijos y ellos a los suyos.