Monitor Nacional
¿Qué con la comida? Porque el cuerpo también necesita algo de ciencia
El Quasar sin galaxia | Cosmic Marin
10 de junio de 2016 - 9:02 pm
columna
Resulta que los músculos, necesitan sólo 2000 kilicalorías diarias para funcionar decentemente

Pues dicen las abuelas que un vaso de chía, que a lo que cocine uno le ponga aceite de coco y que no sé qué más. Verán, hay muchas cosas que se publican en internet, se dicen en radio, se dejan apreciar en la tele, pero ¿realmente todo eso es cierto?

Bueno, su servidora, ya llevaba una vida muy mala, ya saben, el sedentarismo que producen las oficinas, la falta de ejercicio, el comer tontería y media, y ¿saben qué pasó además de que subí de peso? Me di cuenta de que me faltaba el aire, me dolían las rodillas y que ya no resistía mi jornada laboral igual que antes.

Así, como su servidora, estoy segura que les pasa a miles, no por nada somos el segundo país más obeso, luego de Estados Unidos (estos son datos del 2012 de la Encuesta Nacional de Salud y Sobrepeso), y el primer lugar en obesidad infantil. ¿Realmente el ser gordos nos afecta tanto?

Usted dirá, pues soy gordito y feliz, ¿Cómo para qué seguir los estándares de belleza? Ser plus size es lo de hoy. Pues déjeme decirle algo, las personas plus size tiene un índice de masa corporal, de acuerdo a su estatura y son personas sanas, no es que estén obesas o con un exceso de grasa insalubre.

¿Por qué es malo ser gordito? No, no es malo ser gordito, pero debemos tener en cuenta todos los problemas que conlleva: la diabetes, el colesterol alto, los lipomas (que son como “tumorcitos” que aparecen en el cuerpo, pero son hechos de grasa), algunos órganos pueden “apretarse” por la cantidad de grasa interna, las dificultades para moverse y hacer un movimiento simple, sólo son algunos.

¿Cómo es que lo sé? Pues su servidora se lanzó a un seminario de Periodismo Médico, impartido por nuestros amigos de los Laboratorios Ysonut, y verán lo que encontré.

Resulta que los músculos, necesitan sólo 2000 kilicalorías diarias para funcionar decentemente, si usted desayuna una torta de tamal (una guajolota, pues), está consumiendo aproximadamente 1000 kilokalorías, esto es, la mitad de lo que necesita, ahora, súmele un atole, y luego, en unas horas, la comida, y la cena, y si por ahí le da un antojito, imagínese, sin poner números, cuánto es lo que está consumiendo de más.

¿Qué pasa con esas calorías de más? Pues se acumulan. Y se acumulan en forma de grasa. Es lo que pasa con los osos en su ciclo de hibernación. Ellos, durante el otoño, comen como si fuera el fin del mundo, para dormir durante todo el invierno, y al final despertar en primavera con alguna reserva.

Si usted acumula grasa, pero no para hibernar y además, lleva una vida sedentaria, pues obviamente, engordará y jamás perderá esa grasa, esté donde esté.

Ahora, ¿qué pasa con las dietas? Usted y yo hemos oído de todo tipo de dietas, que la de la luna, la bariatra, la paleodieta, etcétera. Para empezar, la palabra dieta está mal ocupada, una dieta no quiere decir “restríngeme tal o cual comida” tampoco, es comer menos o comer cosas que uno normalmente no podría conseguir.

Sin título2

La dieta sólo significa COMER BIEN. ¿qué comer? Depende de cada uno, pero para empezar, de cajón son 5 comidas al día ¿por qué? Simple, por que así el sistema digestivo acelera el proceso y en lugar de acumular, utiliza todas las calorías, proteínas, vitaminas y aminoácidos consumidos en los procesos que hacemos diariamente. ¿Sabía que el cerebro funciona con glucosa? Y no, una cocacola no le va a servir de mucho, esos son azúcares malos.

El chiste es equilibrar durante estas cinco comidas la proteína, las vitaminas y los minerales para estar sano. ¿cómo hacerlo? Bueno, las medidas las tenemos en las manos. Lo que mide su palma, es lo recomendado de carnes, lo que mida el puño cerrado es la cantidad de fruta, lo que mida la primer falange de su pulgar, las grasas –como aceite, mantequilla, etc-, lo que midan los dedos de los nudillos hasta la primer articulación con el puño cerrado son los cereales –pastas, arroz, etc-, y finalmente, lo que quepa en ambas manos, es la cantidad de verdura que debemos comer.

Sin título1

Respecto a los líquidos, se supone que debemos tomar dos litros diarios de agua. Lo que no te dicen es que esos dos litros no es literalmente en los líquidos que uno consume, de ser así, podría destruirse los riñones –el exceso de agua también es malo-, de acuerdo con el nutriólogo Josaphat Gallegos, estos dos litros deben consumirse dentro de los alimentos que contengan agua es decir, una fruta tiene cierta cantidad de agua, una verdura, también.

Tampoco se olvide, por lo menos intentar hacer un par de rutinas de ejercicio diario, eso le ayudará a que los músculos no se le atrofien o los huesos no se le debiliten, el cambio de hábitos alimenticios suele ser muy pesado, afecta la química cerebral –los productos con mucha grasa tienen a producir las endorfinas necesarias para “doparnos” y mantenernos “de buenas”-, hace que produzca los aminoácidos que tiene que producir.

Por ejemplo, si metemos un poco de cronobiología –que es la que se encarga de estudiar el comportamiento de los seres vivos de acuerdo a la hora del día-, tenemos que más o menos a las 5 de la mañana, el cuerpo empieza a producir Tirosina–es el aminoácido que se encarga de preparar al cuerpo para el día-, éste, es el precursor de la dopamina y la noradrenalina, que son las hormonas que se encargan de “mantenernos despiertos”,  así que tenemos que comer cosas que estimulen dicho aminoácido y dichas hormonas. Los alimentos que nos ayudan con eso son: cereales, legumbres secas, tubérculos, etc.

A partir de las cinco de la tarde, el cuerpo produce Triptófano –el aminoácido que se encarga de tenernos con buen sueño durante la noche-, que como la Tirosina, produce Serotonina y Melatonina, que nos ayudan a descansar y a poner el cuerpo en “estado de suspensión”, y los alimentos que nos ayudan en la cena son las carnes blancas, verduras, hortalizas, una porción muy pequeña de fruta, sobre todo las cerezas, etc.

Así que si gusta llevar una vida sana, vaya con un profesional, él le hará un perfil de acuerdo a su estilo de vida y podrá evitarse muchas enfermedades. ¿Sabía usted que la obesidad incluso, puede hacerlo más propenso al cáncer? –bajo la premisa de que todo produce cáncer pero unos son más propensos que otros-. Si usted lleva una vida sana, lo estético vendrá solo. Su servidora ahí la lleva, por lo menos ya puedo correr sin escupir mis pulmones.

¡Saludos y hasta la próxima!

TAGS: , ,