Ver más de Inversionistas

¿Qué es el Dogecoin y por qué vale lo mismo que el Manchester United?

Ciudad de México.- El Manchester United es un club que se fundó en 1878. En sus 140 años de historia, ha ganado 20 Premier League, 12 FA Cup y 3 Champions League, por citar tres de los trofeos más destacados de su enorme palmarés. Su sede es el estadio de Old Trafford, uno de los mejores estadios del mundo y que tienen una capacidad de más de 75.000 personas. En su plantilla actual hay supercracks como Paul Pogba, Romelu Lukaku, Anthony Martial o David de Gea. Su camiseta es de la marca Adidas, compañía con la que firmó un acuerdo histórico en 2014 que le garantizó unos ingresos de 750 millones de euros.

Todos estos datos hacen que el Manchester United valga aproximadamente 2.000 millones de euros, según la valoración que hace la revista Forbes de este club.

Dogecoin es una criptomoneda inventada en 2013 por un jefe de producto de la compañía Adobe llamado Jackson Palmer. La creó como respuesta a la fiebre de los bitcoin, que hace 5 años empezaron a despuntar. Para bautizarla, utilizó la imagen de un meme llamado ‘doge’, un simpático perrito de la raza shiba inu que es famoso por su cara entre seria y alucinada que normalmente suele aparecer rodeada de frases como ‘wow’, ‘mucho verde’, ‘muy perruno’. En sus casi cinco años de existencia, esta invención ha ido aumentado su valor… hasta llegar a una capitalización global de 2.000 millones.

Sí, el club de fútbol más valioso del mundo vale exactamente lo mismo que una broma. Bienvenidos a 2018.

No diga humo, diga dogecoin

Y eso que Dogecoin no ofrece ningún tipo de ventaja tecnológica respecto a Bitcoin. Si la criptomoneda más famosa del planeta por lo menos tiene detrás una tecnología revolucionaria –el sistema blockchain y el minado-, el dogecoin es pura y llanamente una broma. Ni siquiera tiene el apoyo de su creador, ya que Palmer se desentendió del proyecto en 2015. Pero aún así, su cotización no ha hecho más que subir. Es decir, es todo un ejemplo de burbuja.

Pero no es la única que está infladísima. Esta semana también se está hablando mucho de Ripple, otra criptomoneda creada no como broma, sino con toda la intención del mundo por una empresa estadounidense del mismo nombre especializada en el envío de monedas –reales- a través de cadenas blockchain. Esta compañía, en la que el banco Santander invirtió 4 millones de euros en 2015, dispone de una criptomoneda que se ha revalorizado en el último año un modesto 38.000%, lo que sitúa su capitalización en 400.000 millones de dólares. Es decir, cuatro veces más que los activos de Google o el 40% del PIB español.

¿Cuándo explotará la burbuja bitcoin?

Esta misma semana se ha conocido que Visa ha bloqueado todas sus tarjetas que usan bitcoins. Hasta el pasado 5 de enero, Visa ofrecía a sus clientes la posibilidad de asociar sus tarjetas con cuentas en las compañías BitPay, Cryptopay y Bitwala para que pudieran comprar en establecimientos tradicionales con Bitcoins.

Visa no ha querido dar explicaciones. Pero parece que se ha cansado de las tremendas fluctuaciones en la cotización de este ‘valor’: en apenas una semana, su cotización puede bajar o subir hasta el 20%, y vender uno de ellos es una tarea tremendamente complicada, por lo que dar soporte para realizar transacciones en el mundo real puede ser mal negocio.

¿Esta retirada de Visa significa el inicio del fin de Bitcoin? No tiene por qué, ya que la burbuja de las criptomonedas explotará cuando el mercado deje de interesarse por ellas y nadie quiera comprarlas. De momento, esto no ha ocurrido y algunos analistas predicen que el valor del bitcoin podría llegar hasta los 25.000 dólares antes de caer (en la actualidad valen 17.000 dólares). Así que parece que todavía queda burbuja para rato.

Información de RevistaGQ.