Monitor Nacional
¿Qué es lo más valioso de tu fotografía?
Por la libre y con amor | Yadira Arzate
21 de abril de 2017 - 1:16 pm
COLUMNAAAAA-MONITOR
El valor que se le da a estas imágenes ha cambiado con el paso del tiempo debido a la rapidez y comodidad para obtenerlas hoy en día

Las redes sociales son una nueva forma de comunicación entre los seres humanos. Éstas nos abren un mundo de posibilidades para adquirir más información, acercarnos a las personas que están distantes y también para mostrarnos a los demás. Nunca antes se había tenido la posibilidad de estar en contacto ante miles de personas a través de una imagen o una idea.

Hace cincuenta años las fotografías nos servían para mantener presentes a nuestros seres queridos, o recordar un evento importante. Hoy, las fotografías pueden tomarse en cualquier momento y lugar, incluso enviarse a quien se desee en cuestión de segundos. El valor que se le da a estas imágenes ha cambiado con el paso del tiempo debido a la rapidez y comodidad para obtenerlas hoy en día; por ejemplo, muchos de nosotros adultos podríamos difícilmente contabilizar 500 fotografías en nuestros primeros quince años de vida, el acceso a una cámara no era tan sencillo como ahora, donde nuestros hijos adolescentes fácilmente pueden tomarse y compartir más de una foto diaria.

Te sugiero el siguiente ejercicio, escoge tu foto favorita de perfil (obviamente donde salgas tú), en tu red favorita: Facebook, Twitter, Instagram, etc. ¿Por qué es tu foto favorita? Dejemos a un lado la opción de que sea la mejor retocada. Tal vez el recuerdo de ese momento, el fondo que hay en ella, en la que te sientes más cómodo con tu expresión, etc.

Ahora pregúntate lo siguiente, ¿qué ves en ti? Podrás tener muchas respuestas. Pero, ¿es coherente esa imagen con lo que eres? El político e ingeniero español Josep Miró Ardévol define la coherencia como la capacidad de obrar de acuerdo con las propias convicciones. La conciencia juega un papel primordial en la coherencia pues norma nuestra conducta. Una imagen dice más que mil palabras, dicen por ahí, y en este caso, sirve para mostrarnos al mundo tal como somos, pero entonces, ¿cuál es la finalidad de ser coherente?

Examinemos nuestros actos cotidianos, cómo nos definimos y cómo nos desenvolvemos con los demás. Nuestro código de valores debe estar presente en todos los aspectos de nuestra vida para así generar un sentido de confianza ante los que nos rodean. Ellos deben saber que lo que ven en nuestra foto es lo que verdaderamente somos, pero, ante todo, creo que es muy importante que lo que nosotros generemos en ella, en nuestro muro y en nuestra vida, refleje lo más positivamente posible lo que somos y lo que queremos ser. Hoy en día se ven miles de imágenes que no son medianamente lo que es la realidad. Rostros aburridos que no lo están, poses alegres para demostrar(nos) que lo estamos, etc.

¿Estamos más preocupados por crear una imagen falsa que por buscar qué es lo que nos hace mejores personas felices? ¿Es acaso más importante lo que queremos proyectar que lo que verdaderamente somos? Hagamos de nuestra vida algo coherente, todo esto para generar una sociedad honesta, amable y congruente. Hoy en día nos hace falta creer, confiar en el otro y en la medida en la que seamos coherentes, esto se podrá lograr. Sería fabuloso que los millones de fotografías que se presenten en nuestras redes sean honestas y verdaderas pues en esa medida serán más valiosas.

 

 

TAGS: ,