Ver más de Política

Que la Ayuda Llegue

“Al día siguiente no murió nadie, un hecho absolutamente contrario a las normas de la vida⬝  Intermitencia de la Muerte, José Saramago. ¿Qué sería del mundo si no existieran las diferencias, los conflictos, las guerras, las desigualdades, las muertes? Quizá la respuesta más concreta sería un mundo con muchas personas desempleadas, político, representantes, organizaciones, abogados, policías⬦ todo un sistema creado y estructurado sería en vano.

Cada vez que alguien menciona un problema mundial, como el hambre, la pobreza , las guerras, siempre se piensa que hay muy pocos programas o proyectos que se pueden gestionar para resolverlos, sin embargo el problema no radica en la disposición de implementar sino en la asertividad del a problema en sí a resolver.

El día de ayer leí un artículo en el New Republic escrito por Michael Hobbes. Él para esto es un experto en la gestión de programas para el desarrollo internacional, así también como la recaudación de donantes. Él dice que una vez en  África se quiso implementar un proyecto para la mejora de la educación de los estudiantes y para esto se brindaron libros de texto; para verificar si efectivamente se iba a generar el cambio esperado , se dividió a los niños en grupos y a unos les dieron libros y otros no; tras un monitoreo del proyecto se dieron cuenta que en realidad no era mucho la mejoría de unos niños con otros, posteriormente se decidió dar un giro totalmente inesperado al proyecto y se decidió implementar un programa para desparasitar a los niños, sorprendentemente dicho acto tuvo como resultado que los niños se alimentarán mejor, crecieran, asistieran más a la escuela y sus mejora académica fue mucho mejor de lo esperado. El proyecto tuvo tal éxito que se quiso implementar en otro pueblo de África, se implementó la campaña desparasitante tanto a niños como a adultos.

Hobbes por su parte preguntó la efectividad de las medicinas para desparasitar, a lo cual respondieron que era muy efectiva, posteriormente preguntó sobre cómo iba el desempeño académico de los niños en sus escuelas y si los libros eran ocupados, a lo cual respondió el equipo que no poseían esa información.

Hobbes comprendió que el proyecto principal, el de los libros y la educación  se dejó de gestionar para enfocarse al proyecto de desparasitar, indagando más en el asunto descubrió que muchos de los niños no hablaban ni mucho menos leían el idioma en el que estaban escritos los libros, y que mucho de los mejores resultados eran de aquellos niños que siempre habían sido estudiosos y que simplemente con el programa de desparasitar pudieron tener un mejor y mayor desempeño académico.

El título del artículo se llama “Stop Trying to save the World⬝ (dejar de intentar salvar al mundo) Sin duda entendemos la razón de ser del nombre del artículo.

Ahora bien, la pregunta del millón es ¿Qué falló? Habían donantes que apoyaban el proyecto, se contaba con los recursos humanos, técnicos y financieros, se llevó a cabo, y en un principio los resultados fueron positivos; Entonces, de nuevo pregunto ¿Qué falló?

La respuesta quizá se la más decepcionante de todas, y es la razón por la cuál la mayoría de los proyectos para el desarrollo internacional o el implementó de estrategias o políticas públicas no funcionan.

Falta de contexto. Está más que claro y sobra decir que una buena idea no es un buen proyecto, es duro pero es cierto, no se puede resolver todos los males de este mundo con una idea y proyecto en mano. Imposible. Ahora bien, la falta de contexto global e internacional ,es tan pero tan grande que la mayoría de las cosas que se quieren gestionar fallan, los donantes pierden la fe en la idea que apoyan, y como bien decimos en México “Con dinero baila el perro⬝ Y sin dinero no hay proyecto, sin proyecto no hay cambio, y sin cambio todo sigue igual o peor.

La solución radica en la investigación a profundidad de las necesidades de la población que se quiere ayudar, no lo que los estudios dicen ,sino me refiero al trabajo de campo de primera mano, es decir, ir al lugar, observar, analizar y antes de suponer probar este “raro⬝ método que se llama preguntar, ¿Sobre qué? Los problemas principales a los que se enfrentan, de que carecen, qué necesitan, detalle profundo y detallado de la realidad a la que se enfrentan los actores a ayudar. Dichas investigaciones de campo raramente son llevadas a cabo porque son muy caras,  requieren mucho análisis de datos, recopilación de información e interpretación, sin embargo es mucho más barato realizar una investigación de campo efectiva que lo que se gastaría en un proyecto fallido que cubre “supuestas necesidades⬝ de una población.

El éxito de un proyecto se basa en realmente cubrir la necesidad o problema a resolver que los actores dicen y dar seguimiento y monitoreo al proyecto; Es importante recalcar que no porque un proyecto haya sido exitoso en un lugar, lo va a ser en otro lado, y está es la parte que los gobiernos no comprenden, no es como copiar y pegar un proyecto efectivo en Nicaragua e implementarlo en México. Los proyectos son únicos y son cambiantes, se puede adaptar al contexto del lugar pero jamás va a ser igual y los resultados varían todo el tiempo.

El contexto es la base fundamental del diseño, ejecución y evaluación de un proyecto internacional, nacional o local. Hobbes dice “ un buen proyecto viene acompañado de  grandes ideas , pero quizá primero hay que soñar en pequeño⬝ a lo que voy es, su proyecto tenía una muy buena y viable idea, mejorar el desempeño académico de niños en África con libros de texto, sin embargo se fue enfocando a desparasitar a los niños que a fin de cuentas contribuyó a un mejor desempeño. Quizá la manera más viable de lograr el objetivo es, primero cubrir las necesidades básicas de los niños como la desparasitación y buena alimentación para que al asistir a clases bien nutridos, tengan un mejor desempeño, así mismo  el uso de los libros debe de ser en su idioma natal; Está información debió de haber sido analizada por un estudio de trabajo de campo antes y no a posterior de la implementación del proyecto.

La realidad es que el implementó de programas para el desarrollo es un laberinto que está en constante movimiento, con miles de caminos que llevan a muros sin salida, sin embargo la ayuda, y la inversión existen tanto de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, sin mencionar la inversión de empresas privadas que quizá son las más fuertes.

Entonces ¿Qué pasa? Pasa que las buenas ideas no hacen un buen proyecto, rebuscamos mucho a la innovación, cuando quizá cubriendo las necesidades reales  básicas de la población a ayudar con base a su contexto  como la educación de calidad, agua potable, caminos para llegar a las ciudades, capacitaciones agrónomas, medicinas. Sean los fines a corto plazo más viables y exitosos.

Sumado a lo anterior quiero concluir con una frase de Mario Benedetti  que dice “Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto cambiaron todas las preguntas⬝   y es cierto, como internacionalista sé que  la implementación exitosa,  radica en la posibilidad  viable de acercarse al contexto y necesidades de las personas, con el propósito de que realmente la ayuda llegue.