Ver más de Nacional

¿Qué necesita México para mejorar en temas de Planeación de Infraestructura?

Ciudad de México.- El desarrollo del país se ha estancado, esto por falta de una política pública en ciencia, tecnología e innovación que permita solucionar los grandes problemas que enfrenta México.

Uno de estos problemas es la infraestructura de obras que permitan desarrollar una mejor movilidad en todo el país. Además es vital para el crecimiento y el desarrollo económico de toda nación.

Los problemas permanentes son la falta de planeación y de los proyectos ejecutivos, los cuales generalmente representan el 4% de la inversión total y que comprenden el conjunto de planos, documentos y especificaciones que indican todas las características a la que estará sujeta la obra programada y mediante los cuales, se pueden garantizar la correcta ejecución de las acciones, partidas y conceptos presupuestados.

La difícil y creciente movilidad está asociada a un patrón urbano cada vez más disperso, con poca mezcla de usos del suelo, actividades poco diversificadas y que propicia un desorden territorial que amenaza las reservas territoriales del suelo de conservación. A su vez afecta la calidad del aire, a la salud y a los usos del tiempo de todos los habitantes.

Expertos proponen algunas estrategias para que de manera eficiente, se acaben o disminuyan en gran medida estos problemas.

Lo primero es definir las prioridades en cada uno de los sectores de la infraestructura con una visión de por lo menos 20 años hacia adelante.

Otra acción que puede ejecutarse es agilizar los proyectos de inversión privada que están detenidos por razones legales o burocráticas y que podrían concretarse en este mismo periodo.

Respecto a la planeación en infraestructura, es pertinente fortalecer la red de transporte (terrestre, marítima y aérea) para colocar en otros países y mercados, los productos que hoy vendemos a EU.

Por otra parte, es necesario desarrollar actividades que no requieran concesiones, inversiones o excesiva tramitología gubernamental para que sean desarrolladas directamente por empresas privadas.

Sin duda alguna, la planeación de la infraestructura debe estar alineada a los intereses y necesidades de la sociedad mexicana y con base en la planeación económica es pertinente seleccionar aquellos proyectos urgentes y necesarios.