Monitor Nacional
Razones por las que no se debe comer de pie
BienESTAR | Redacción
24 de junio de 2015 - 8:41 am
Comida-MN
Alimentarte mientras estás en un estado de estrés podría causar ciertos desajustes digestivos

Ciudad de México.- Tal vez sea una escena que se repita en tu rutina diaria: a la hora del almuerzo, corres a la tienda más cercana, coges un sándwich o un snack y te lo comes sin perder ni un minuto para sentarte. Sin embargo, lo que ahorras en tiempo podría estar costándote en salud y bienestar.

Pierde más tiempo y ahorra en salud

Cuanto más rápido comas, más riesgo tendrías de que aumente tu índice de masa corporal: esto reveló un estudio realizado a mujeres neozelandesas de entre 40-50 años, que fue publicado en 2011 por la revista científica Journal of the American Dietetic Association. Otro estudio corrobora esos resultados: investigadores de la Universidad de Osaka monitorearon los hábitos alimenticios de más de 3.000 personas y descubrieron que los hombres que comen rápido tendrían un 84% más de probabilidades de ser obesos (¿las mujeres?, ¡casi más del doble de riesgo!), según los resultados publicados en 2008 en la revista científica British Medical Journal.

¿Por qué ocurre esto? Un estómago lleno es solo una parte de lo que causaría la sensación de saciedad al comer. El cerebro también debe recibir una serie de señales de distintas hormonas digestivas, según explica un artículo publicado en el portal de publicaciones científicas de la Universidad de Harvard, Harvard Health Publications , y eso requiere de un tiempo. “Lleva alrededor de 20 minutos desde que empiezas a comer para que el mensaje de dejar de masticar llegue a tu cerebro”, aclara Ian McDonald, profesor de Fisiología metabólica de la Universidad de Nottingham, al periódico Daily Mail.

Sé consciente de lo que llevas a tu boca

“Sentarte para comer prepara tu cuerpo para la alimentación y la digestión, y te coloca en un estado mucho más relajado que si masticas a las apuradas”, advierte la nutriologa Lauren Fowler en su blog personal. En cambio, explica, alimentarte mientras estás en un estado de estrés podría causar ciertos desajustes digestivos como hinchazón, dolor abdominal, calambres, constipación y diarrea. Además, el hecho de sentarte te obligaría a tener la intención de comer en lugar de hacerlo sin pensar o porque estás aburrida. “Cuando comes de pie es más probable que ingieras alimentos que no son saludables. En cambio, cuando te sientas, puedes ser más consciente de qué es exactamente lo que estás comiendo. También te permite tener más control de cuánto comes, por lo que es más probable que frenes cuando estás saciada”, informa el consultor macrobiótico Denny Waxman en el sitio especializado en salud Livestrong.

Así que ya lo sabes: tomarte tu tiempo a la hora de comer podría evitar que subas de peso, además de darte la oportunidad para saborear mejor tus alimentos. Por eso, adopta el hábito de sentarte en tu rutina diaria, ya que con este pequeño cambio, podrías generar grandes resultados en tu digestión y en tu bienestar.

Información de Yahoo

TAGS: , ,