Monitor Nacional
Reflexiones previas a las elecciones
Divisadero | Eduardo Gonzalez
3 de junio de 2015 - 4:59 pm
Elecciones-Monitor Nacional
La jornada electoral se calienta en demasía por varios rincones del país

Faltan 5 días para las elecciones de medio término. La jornada electoral se calienta en demasía por varios rincones del país. Sin embargo, las razones no son precisamente la intensidad, claridad, novedad y profundidad de las propuestas partidistas, al contrario, los leños que se arrojan al fogón provienen de maderas extra electorales que debilitan el proceso y alejan a la población de él. Van algunas reflexiones previas al 7 de junio.

1.- Como sucede en cada elección la sociedad muestra su hartazgo y desánimo frente a la pesada realidad que le toca cargar, aunque después de visitar las urnas y observar el resultado, pareciera que la molestia solo dura hasta minutos antes de emitir el voto, pero frente a la casilla se vuelve a sufragar en favor de quienes son los hacedores del desastre nacional. Esperemos que en esta ocasión no se repita el fenómeno.

2.- Desde 2006 a la fecha la credibilidad de las encuestas y las casas encargadas de realizarlas va a la baja. Es común que el imaginario colectivo asuma que la encuesta la gana quien la paga, en ese sentido estos instrumentos de medición de la intención del votante, han servido más como publicidad disfrazada que como herramienta útil para determinar de mejor manera por quién votar.

3.- No es novedad que en las elecciones intermedias la concurrencia ciudadana sea menor a la de fin de sexenio, pero en esta ocasión el desencanto de la gente es mayor lo cual podría transformarse en un amplio abstencionismo y también en mayor número de votos nulos. Pareciera que los partidos políticos se empeñan en alejar a la gente de las urnas.

4.- El domingo próximo no tendremos una sola elección, en cada estado y en varias capitales las elecciones mostrarán la variedad de tendencias políticas. El “carro completo” prácticamente ha desaparecido para darle paso al variopinto escenario electoral, donde dependiendo de la geografía nacional es el color que lleva las preferencias electorales. Así, mientras en el Distrito Federal el Partido de la Revolución Democrática es primera fuerza y debe pelear por mantenerse a la cabeza contra el Movimiento de Renovación Nacional y el Partido Revolucionario Institucional; en Jalisco el sol azteca está en peligro de perder su registro, mientras Movimiento Ciudadano muestra amplias posibilidades de arrebatarle la capital del estado al PRI. Así, las diferencias entre estados, el DF y varias ciudades dan variedad a la elección.

5.- Peligrosamente estos diferentes escenarios también se constituyen a partir de la violencia existente en varios estados que hoy por hoy ponen en duda la ejecución del proceso electoral: Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Puebla, Veracruz y Tamaulipas son un polvorín de amenazas, actos violentos, toma, quema y destrucción de oficinas del Instituto Nacional Electoral por parte de miembros de la “sociedad civil”; además de una fuerte presencia de grupos del crimen organizado que empujan violentamente para no llevar a cabo las elecciones.

6.- Los medios de comunicación, como en pocas ocasiones antes, están jugando su elección. Lo miramos claramente en las noticias, primeras planas, artículos de opinión, editoriales y cobertura de las campañas. No únicamente las televisoras le entraron al negocio de “quien paga manda”, sino que varios periódicos se han convertido en verdaderos pasquines publicitarios cuya principal actividad ha sido denostar a los candidatos contrincantes de los adinerados mecenas gubernamentales.

7.- Entre las prácticas y los discursos de campaña que muestran lo famélico de las propuestas, y los altos índices de corrupción e impunidad en los partidos políticos, se genera poca credibilidad y mucho desencanto en el proceso y los institutos políticos. Según un estudio del CIDE 9 de cada 10 personas consideran que los partidos políticos en México son corruptos. Con ese capital político es fácil desanimar a cualquiera.

8.- El INE como árbitro de la contienda no ha cumplido con las expectativas que generó con la trasformación del IFE; a pesar de tener mayores atribuciones, recursos y personal no fue dotado con los suficientes “dientes” para actuar. Por ello los partidos políticos se la pasan violando las reglas del juego y en el INE no pasa nada, o más bien, dejan pasar todo.

9.- Lo que no faltó en estas campañas fue la guerra sucia y el salpicadero de lodo de todos contra todos. Al final del día, las denuncias hechas por los partidos políticos solo consiguieron tres cosas: hacer creer a los medios de comunicación que son Ministerios Públicos; dejar mal paradas a las autoridades que a lo largo de su gobierno no actuaron contra los supuestos delincuentes; y desanimar a la población.

10.- Todo este escenario juega las veces de tierra fértil para debilitar nuestra alicaída democracia. La mejor manera de abonar en favor de la democracia este 7 de junio, es ejerciendo nuestro derecho al voto, ya sea nulo o por alguna de las opciones partidistas. Quedarse fuera de la jornada electoral beneficia a quienes han hundido al país.

TAGS: , ,