Monitor Nacional
Retos del modelo educativo
In-Pulso SocioPolítico | Maria E Plaza
10 de agosto de 2015 - 8:47 am
Modeloeducativo-MonitorNacional
Es una realidad, de acuerdo al Reporte de Capital Humano 2015 elaborado por el Foro Económico Mundial, que México ocupa los últimos lugares de acuerdo a lo que se define como “calidad educativa” que implica el desarrollo de una fuerza de trabajo sana, productiva y educada, sumado a otros 60 indicadores que fortalecen el Capital Humano en relación con la educación.

A vísperas de un reinicio de clases de educación básica, media superior y superior es importante reconocer la importancia de re-organizar el modelo educativo en México en su máxima expresión (no sólo en el fortalecimiento docente, también, en el compromiso familiar y personal de alumno). Me remito, precisamente, a la esencia de una educación de calidad (en cualquiera de sus mejores definiciones) a favor del desarrollo pleno del derecho educativo que mejor fundamente el capital humano.

La calidad de la educación en México ha sido en la última década una constante en cualquier discurso político a favor del país y como argumento social de un reto que enfrentamos diariamente; también, como principal responsable del desarrollo juvenil de las y los mexicanos en su actuar cotidiano.

Es una realidad, de acuerdo al Reporte de Capital Humano 2015 elaborado por el Foro Económico Mundial, que México ocupa los últimos lugares de acuerdo a lo que se define como “calidad educativa” que implica el desarrollo de una fuerza de trabajo sana, productiva y educada, sumado a otros 60 indicadores que fortalecen el Capital Humano en relación con la educación.

De acuerdo al Reporte, algo así es el panorama educativo de México comparado con otros países:

- En calidad de educación primaria (aquella que reciben los menores de 15 años), lugar 102 de 124.

- En calidad de educación media (aquella que recibe las personas de 15 a 24 años), lugar 107 de 124.

- Oportunidades educativas para el grupo personas de 15 a 24 años, lugar 63 de 124.

- El valor económico del empleado por sus habilidades y capacidades, lugar 58 de 124, con un promedio de 68.5 sobre los indicadores presentados.

No es por querer, de ninguna forma, romper el optimismo de un índice que puede ser para algunos un triunfo educativo estar en la posición 58 de 124 países; considero que el país tiene jóvenes talentosos, que en ocasiones no desarrollan totalmente su potencial por el modelo educativo en el que nos encontramos. Tampoco es por compararnos, pero Chile se encuentra en el lugar 45, Uruguay en el 47, Argentina en el 48, Costa Rica en el 53 y Perú en el 61.

Asimismo, sumo a estas líneas el reconocimiento de los docentes que día con día manifiestan su compromiso con la educación y, también detenidos por el modelo educativo no han logrado expresar sus ideas y conocimientos con total plenitud a favor de los alumnos. Este será otro tema en futuras ocasiones.

En la crisis de la educación en México lo que es una realidad es que no estamos fortaleciendo las herramientas con las que contamos como país para enfrentar el rezago educativo, la falta de compromiso con la educación de los diversos actores públicos y privados merman el fomento de nuevas habilidades educativas en niños y jóvenes.

Las oportunidades educativas en México, principalmente en lo que respecta a la educación básica, sea cual sea su definición, costo o propaganda, no llega a cumplir los objetivos esenciales en el desarrollo de este derecho: la máxima expresión de las habilidades humanas a favor de su desarrollo integral.

Este es un problema de dos enfoques:

Lo político: que no logra reafirmar un modelo educativo en México que desarrolle las habilidades básicas sociales y analíticas para formar niños y niñas con mejores resultados en la resolución de problemas. Este aspecto político no se minimiza a la situación electoral o de los “altos servidores públicos”, es importante conocer también la estructura básica de una escuela primaria y secundaria para comprender los grandes retos que se tienen en este punto.

Lo social: desde la familia y el alumno, la educación es en esencia un compromiso de todos los involucrados ya que las habilidades escolares requieren fortalecimiento desde el núcleo más cercano de las niñas y niños, así como de las y los jóvenes. Sumado a ello, las organizaciones civiles son también un motor para fortalecer habilidades educativas, aspectos que no se han explotado del todo en nuestro país.

Los invito a revisar el reporte en http://reports.weforum.org/human-capital-report-2015/ para realizar sus propias conclusiones, comentarios y opiniones al respecto muy ad hoc para un el próximo regreso a clases.

TAGS: , ,