Monitor Nacional
Se acumulan indicios de fallos del gobierno de Bélgica
Internacional | Redacción
25 de marzo de 2016 - 9:45 am
manifestacion-belgica
Nuevas revelaciones se suman a la serie de fallos de los servicios de seguridad de Bélgica

Ciudad de México.- Nuevas revelaciones se suman a la serie de fallos de los servicios de seguridad de Bélgica que habrían permitido los atentados que cobraron la vida de 31 personas en Bruselas, hace tres días.

Medios locales afirman que la policía regional de Malines sabía desde diciembre dónde se escondía Salah Abdeslam, cómplice de los terroristas de Bruselas y uno de los autores de los ataques a París, en noviembre.

En un informe destinado a la policía federal, un agente afirma haber recibido de habitantes del barrio de Molenbeek, en Bruselas, la indicación de que Abdeslam mantenía contacto con Abid Aberkan, hijo de una residente en la calle Quatre Vents, que se desplazaba a bordo de un vehículo Citroën negro.

La información nunca llegó a ser transmitida a la policía federal y la vivienda en cuestión no fue objeto de investigación hasta el 18 de marzo, cuando Abdeslam fue arrestado en el local.

También la Fiscalía Federal belga está siendo criticada por no haber sustraído de Abdeslam informaciones sobre los preparativos de los atentados de Bruselas.

Según su abogado, Sven Mary, el terrorista fue interrogado durante tan solo una hora entre la fecha de su detención y los ataques a la capital, cuatro días más tarde.

En la ocasión, los investigadores prefirieron dar prioridad a cuestiones relacionadas a los atentados de París, pese el hallazgo de detonadores, explosivos y armas de guerra en un piso donde había estado con dos cómplices y el conocimiento de que al menos otros dos miembros de su red seguían fugados.

Esas nuevas revelaciones llegan después de que el diario israelí Haaretz afirmara que “los servicios de seguridad belgas sabían, con un elevado nivel de precisión, que se habían planeado ataques para un futuro próximo visando el aeropuerto, así como el metro”.

La víspera, los ministros belgas del Interior, Jan Jambon, y de Justicia, Koen Geens, presentaron su dimisión por fallos en la gestión del caso de Ibrahim El Bakraoui, uno de los terroristas suicidas del aeropuerto internacional de Zaventem.

El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, llamó ambos a permanecer en el gobierno para evitar una crisis más grave en un momento delicado, pero ordenó que se investiguen los hechos.

La crisis empezó cuando el gobierno de Turquía acusó a Bélgica de haber ignorado sus advertencias sobre el riesgo representado por El Bakraoui.

El hombre, condenado en Bruselas a diez años de prisión por robo y agresión a las fuerzas del orden, había sido expulsado del territorio turco en julio y en agosto de 2015 tras intentar ingresar en Siria.

Pese a ello y a la violación de las condiciones de su libertad condicional, la justicia belga permitió que permaneciera suelto.

Lo mismo ocurrió con Khalid El Bakraoui, hermano de Ibrahim y autor de la explosión en la estación de metro de Maelbeek, quien también pudo permanecer en libertad tras una condena de cinco años pese haber violado las condiciones.

Khalid también era buscado por Interpol por su presunta implicación en los atentados de París, pero su nombre no constaba en los avisos de búsqueda de la policía federal belga.

Según la policía, fue Khalid quien alquiló, bajo una falsa identidad, el piso allanado el 15 de marzo en el barrio de Forest, donde se descubrieron huellas de Abdeslam y armamento, y donde fue abatido el presunto coordinador de los atentados de París, Mohammed Belkaid.

Después de la identificación de los hermanos El Bakraoui, Bélgica se cuestiona cómo ambos han podido pasar desapercibidos por los servicios de justicia nacionales.

También se pregunta por qué el nivel de alerta por amenaza terrorista no fue elevado al máximo tras los hallazgos en el piso de Forest y la posterior detención de Abdeslam.

El asunto es aún más cuestionable cuando dicha alerta ha vuelto a ser rebajada al nivel tres, el segundo más elevado, pese que la policía sigue buscando activamente a dos hombres vistos en compañía de los terroristas de Bruselas momentos antes de los atentados del martes.

Información de Notimex

TAGS: ,