Ver más de Opinión

¡Se traen una fiesta, como para pedir mesa para 22!

Lo que está sucediendo en el Estado de Baja California es infumable atenta contra la democracia y la cultura política de nuestro país.

Durante un buen tiempo se estuvo hablando de cuantos años seria la gubernatura de Baja California, empezaron con la reducción a 5 años para que coincidiera con las elecciones federales 2024, se rechazó dicha propuesta y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) fue el que aprobó la mini gubernatura de 2 años de esas que no sirven para nada, solo que, para gastar presupuesto público, ejemplo las elecciones del Estado de Puebla del año 2016, donde José Antonio Gali Fayad gobernó del 1 de febrero de 2017 al 13 de diciembre de 2018. Aunque aquí se manejó la de reducción de costos, pero esto suena ilógico cuando en 5 años se tendrán 2 gobernadores y dos elecciones una estatal y otra federal.

Hay dos personajes a los que beneficia esta reforma política, al gobernador actual Kiko Vega y al futuro gobernador Jaime Bonilla, ya que esto huele a pacto de caballeros, no sé si haya existido dinero de por medio para que 21 de los 25 diputados locales representantes del PAN, PRI, Morena, MC, PT y Transformemos hayan aprobado la iniciativa del morenista Víctor Moran, pero lo más viable es que se pactara la impunidad para Kiko Vega y a cambio de tan grande favor es el otorgarle un periodo aceptable de gobierno a Bonilla.

El caso es que esto no se queda solo el Congreso de Baja California, para que tenga validez dicha iniciativa también requería que 3 de 5 cabildos dieran su aprobación, y pues ya han dado el veredicto a favor de la iniciativa.

Las declaraciones de la Presidenta de Morena Yeidckol Polevnsky son verdaderamente infames, ya que considera que estas decisiones locales son intrascendentes para la política mexicana.

Lamentable este tipo de acciones, ya que perjudican la imagen del Presidente Andrés Manuel López Obrador, por la sencilla razón de que la derecha recalcitrante lo tiene como un dictador populista.

Morena debe entender que son gobierno y partido a la vez y que cada decisión /acción que se tome estará la crítica de la opinión pública, la militancia y la de los simpatizantes por lo tanto las coyunturas que se generen se deben manejar de la mejor manera posible y debe existir la autocritica.

Lo mejor para la democracia mexicana es que el Senado de la Republica disuelva los poderes políticos en Baja California, para que con ello se anule la reforma y se restablezca el orden republicano, que haya muerte política para los chistositos que aprobaron dicha iniciativa, y por ultimo recordarles que su función principal es legislar y ver por el interés común del distrito al que representan y no velar por el interés personal o político.

 

¡Autocritica o Muerte!

 

 

@Roy_Gonzalez19