Ver más de Nacional

“Se van con el novio y creen que es desaparición”:EDOMEX

Ciudad de México.- 

Para no salir de la cantaleta que se traen en el PRI, el alcalde de Ecatepec, Indalecio Ríos, asegura que la tierra que gobierna no está tan mal como los números señalan. En realidad, el 90% de los habitantes que dicen sentirse inseguros en Ecatepunk fueron inducidos al pánico por error de números: “en el ranking que aparece en la página oficial del Sistema Nacional de Seguridad Pública no somos la ciudad más insegura del país; no estamos en un lugar honroso, también lo tengo que comentar, pero se dio información que no es precisa o es falsa, lo diré con todas sus palabras. Y eso nos pega en el tema de la percepción”.

Por ejemplo, en un tema en el que el Estado de México -y especialmente Ecatepec- es bastante señalado es el de mujeres desaparecidas. Apenas en octubre pasado, se tenían contabilizados 2 mil casos, los cuales ocurrieron en tan sólo 18 meses y claro que Ecatepec ha contribuido de manera generosa a la crisis: 161 chicas han desaparecido en los últimos cinco años. Sin embargo, para el buen Indalecio lo que hay que hacer no es reforzar la seguridad, sino definir bien a qué le llamamos crisis.

“Habría que conceptualizar la crisis. Lo que no hay es un esquema en el que haya grupos que estén robando jovencitas. Hay casos, sí hay casos, cada uno con sus especiales circunstancias… Muchos casos son por descomposición familiar, o porque se van con el novio, o se van con un familiar, y no avisan. El 90% de los casos son temas familiares. Los otros casos los cuidamos mucho y los trabajamos de manera muy cercana con la Fiscalía”, declaró Ríos para la revista Chilango.
Pese a la situación de inseguridad que se vive en el municipio (tanto para mujeres como para hombres), por las calles la policía brilla por su ausencia. Y, en efecto, en Ecatepec existe un déficit de uniformados. Éste -según Indalecio- se debe a que existe un sistema de reclutamiento demasiado “pulcro”… no por escoger a lo mejor de lo mejor, sino porque son bien caros (casi 9 mil pesos la prueba).

Y aunque entren buenos elementos, nada pueden hacer si las órdenes de los superiores es no hacer nada frente a grupos criminales. Un ejemplo de esto lo ofrece un elemento entrevistado por Chilango, quien asegura que la noche en que mataron a cinco de sus compañeros, la instrucción fue no acudir a socorrerlos, pese a que por radio pedían auxilia.

Regresando con el tema principal de esta nota, Ecatepec cerró el año pasado como “el más violento para las mujeres”. Además de las desapariciones, otro factor que contribuyó para tan lamentable título fue el hecho de haber registrado 39 muertes violentas. Aproximadamente 3 casos por mes, esto según el Observatorio Ciudadano contra la Violencia de Género, Desaparición y Feminicidio en el Estado de México (Mexfem). Estos casos, ni cómo decir que se fueron con el novio.