Monitor Nacional
Seguro Social sugiere revisión de oídos antes de salir a vacacionar
BienESTAR | Redacción
30 de julio de 2015 - 8:23 am
Oído-MN
Si la persona no se trata hay fiebre y crecimiento de ganglios

Ciudad de México.- Una revisión médica de oídos antes de iniciar el periodo vacacional previene situaciones incómodas que obligan a la familia a regresar antes de tiempo, como infecciones bacterianas o pérdida de audición, dijo el otorrinolaringólogo Arnulfo Cornejo Suárez.

El experto del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Arnulfo Cornejo Suárez, sugirió a derechohabientes realizarse una revisión de oídos antes de vacacionar.

Al conducto auditivo, detalló, pueden ingresar dos tipos de objetos, animados e inanimados. Si se trata de insectos la sintomatología es inmediata, hay dolor y sensación de que “taladran” el oído.

Sin embargo, apuntó que lo más frecuente es que, en el caso de los adultos, se incrusten materiales como el algodón, lo cual es peligroso porque se evidencia de manera aguda generalmente sólo en destinos vacacionales.

“Cuando realizamos la autolimpieza de oídos debemos constatar la calidad de los cotonetes, porque de no tenerla nos exponemos a que el algodón se desprenda y quede dentro del conducto; el riesgo depende de la cantidad”, dijo.

También añadió que hay quienes hacen su vida normal hasta que nadan en una alberca o el mar. “Al mojarse, el algodón favorece el crecimiento de bacterias, hay inflamación y gran molestia”, advirtió el especialista del Seguro Social.

Destacó que otro síntoma frecuente es la pérdida auditiva, porque el algodón humedecido crea una especie de tapón.

“El dolor es tan fuerte que incluso se percibe al rozar el pabellón de la oreja con la yema de los dedos o al pasar un peine o cepillo por el cuero cabelludo en zonas cercanas al oído. El cuadro ameritaría entonces una visita al médico y, en el peor de los casos, el fin de las vacaciones familiares”, mencionó.

Resaltó que si la persona no se trata hay fiebre y crecimiento de ganglios, también secreciones óticas, pero el daño podría ser mayor si se busca retirar el objeto extraño sin contar con las herramientas y los conocimientos adecuados. Existe el riesgo de perforar o lesionar aún más la membrana auditiva.

Cornejo Suárez recomendó en primer lugar acudir a revisión médica con periodicidad porque, a diferencia de la nariz o la laringe, el oído puede explorarse directamente en consultorio, sin necesidad de estudios invasivos. Los chequeos generales frecuentes garantizan la salud también en este sentido.

En segundo término pidió a la población vacacionar en sitios donde haya buena calidad del agua, puesto que los niveles de contaminación en ríos o albercas podrían desencadenar un cuadro infeccioso grave.

“De presentarse alguna molestia relacionada con los oídos y el sentido del equilibro, lo mejor es acudir con el médico familiar para una valoración”, insistió.

Información de Notimex

TAGS: , , ,