Monitor Nacional
Ser mujer y madre en México
Portada | Gabriela Garcia
12 de mayo de 2016 - 1:04 pm
Mujeres-MN
Acciones como estas marcan un nuevo camino para lucha en pro de los derechos de las mujeres y las madres mexicanas

Las mujeres han sido siempre uno de los sectores poblacionales más vulnerables en todas las sociedades del mundo y una prueba de ello es que según Naciones Unidas cada 18 segundos alguna de mujer es maltratada.

Tan solo en México ser mujer es más peligroso y difícil que ser un soldado en Gaza, vivimos en un país en el que como mujer tienes que luchar el doble por el simple hecho de tener una oportunidad ya sea laboral o escolar; dichas oportunidades se ven reducidas cuando la mujer ya sea por decisión propia o no, comienza a formar una familia.

Actualmente en México existe una cultura excesivamente machista, una cultura en la cual la mujer solo existe para procrear, cuidar hijos y atender a su pareja. En nuestra cultura ser mujer y profesionista no son cosas que vayan juntas e incluso es mal visto por algunas comunidades ya que esto significa según sus creencias, que la madre no cumple con su labor en casa y que no atiende a su familia. Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos topado con alguna historia que refleja esta situación, desde muchachas a las que no se les permite estudiar ya sea por la falta de recursos o por los ideales de su familia en los que se acostumbra a que la mujer se quede en casa, hasta historias de mujeres que viven la violencia día a día en sus propios hogares, todo esto por parte de quienes prometieron cuidarlas y respetarlas.

Uno de los muchos tipos de violencia hacia la mujer existentes en México es la violencia obstétrica la cual, se expresa mediante un trato deshumanizado por parte de los profesionales de la salud, relacionadas con todo el procedimiento que conlleva un embarazo.  Según estimaciones de Gire, diariamente cerca de 7 mil mujeres en México padecen violencia obstétrica, así mismo, en el país; acorde al INEGI, por cada 100 mil nacidos hay 41.9 muertes maternas. Datos del mismo instituto también indican que siete de cada 10 fallecimientos ocurren en hospitales estatales o federales y el 35% son mujeres menores a los 25 años.  La violencia hacia las mujeres aunado a la falta de equidad, la falta de oportunidades y el poco apoyo hacia ellas, demuestran que en México ser madre es de las tareas más difíciles, siendo en los estados de Chiapas, Guerrero, Durango, Hidalgo y Puebla lo estados en los que es más peligroso y difícil ser madre. Dicho cálculo se llevó a cabo en base a los siguientes factores: el riesgo de muerte materna; la tasa de mortalidad en menores de cinco años; el nivel educativo de la madre; y la participación de mujeres en el gobierno nacional.

Chiapas es actualmente el estado en el que menos ingresos tiene una familia provocando así, que existan deficiencias en la vida y el desarrollo de la madre y del hijo, de igual forma Chiapas se caracteriza por ser uno de los estados en los que el pueblo indígena tiene mayor presencia. En dichas comunidades indígenas se pueden ver claramente los roles de género marcados, estos roles presentan a la mujer como una sumisa que debe atender a su familia y donde su opinión no vale nada pues en muchas de estas familias es el hombre quien proporciona el dinero para el sustento diario. Durango destaca por ser el estado en el que existe un mayor índice de mortalidad materna con 71.2 decesos por cada 100 mil nacimientos, así mismo Durango es una de los estados en los que la cultura del machismo es más fuerte entre su población.

Sabemos que para las mujeres el simple hecho de ser mujer va a ser una desventaja, sin embargo, hoy en día existen diferentes organismos y eventos que buscan empoderar a todas las mujeres, uno de ellos es el Tribunal Simbólico de Violencia Obstétrica que el Grupo de Información en Reproducción Elegida (Gire), organizó en el Polyforum Siqueiros en la Ciudad de México, dicho tribunal tuvo como objetivo llamar la atención de los gobiernos estatales y federales, con la finalidad de que legislen en el tema y se evite la muerte materna y la violencia obstétrica a la que son sometidas miles de mujeres todos los días.

Acciones como estas marcan un nuevo camino para lucha en pro de los derechos de las mujeres y las madres mexicanas, si bien aún hace falta mucho camino por recorrer este es un paso menos para lograr la equidad que buscamos tener. De igual forma debemos estar conscientes de que no todo el trabajo depende de las instituciones y el gobierno, nosotros como mexicanos debemos de cambiar como sociedad e idealizarnos en que las mujeres somos más que una máquina para tener bebés, debemos dejar de tratar a las mujeres como si no valieran como personas, así mismo se debe dar la oportunidad de que demuestren que son capaces de desarrollar una vida laboral fuera de casa.

TAGS: , , , ,