Monitor Nacional
Sismológico Social
In-Pulso SocioPolítico | Maria E Plaza
21 de septiembre de 2015 - 12:38 pm
sismologico social-monitor nacional
El movimiento de 1985 fue la concientización de que en México existe sociedad civil, pero hasta el día de hoy no ha encontrado un espacio para seguir evolucionando

En el fin de semana que ha quedado atrás se recordó y rememoró una importante fecha social para México: el 19 de septiembre. Sí, precisamente la fecha de aquel catastrófico sismo que en 1985 transformó a la Ciudad de México y con ello la percepción de colaboración y movilización social de nuestro país. Sin embargo, me gustaría llamar obligadamente a la reflexión de cuánto ha evolucionado esa movilización social o en qué momento nos quedamos en ese crítico, luctuoso y representativo jueves 19 de septiembre.

Si bien, la lectura social enmarca que en México el inicio de la sociedad civil en su expresión organizada nació realmente frente a una necesaria colaboración de las medidas que no existían (si es que consideramos que hoy existen) de parte del gobierno hacia la sociedad en momentos de catástrofe.

Hoy, la reflexión sincera es: ¿cuánto ha evolucionado esta cooperación en redes sociales realmente fortalecidas?

Con el paso de los años el recordar el terremoto de 1985 no minimiza otras situaciones sociales que han pasado en años posteriores, incluidos otros movimientos sísmicos en diferentes zonas del país; por otro lado, es un hito social, una herencia para las generaciones más jóvenes y en el cómo en los desastres sociales el mejor escenario es la colaboración y así se confirmó en aquella difícil situación.

Ante este hecho han pasado 30 años en donde parece que nos hemos estancado: orgullosamente, pioneros de asistencia y auxilio a nivel regional e incluso mundial, nuestras redes de cooperación se han quedado para sólo recordar el pasado, sin mirar el presente de nuestro país. El movimiento de 1985 fue la concientización de que en México existe sociedad civil, pero hasta el día de hoy no ha encontrado un espacio para seguir evolucionando.

No es por demás mencionar que seguimos teniendo constantes sismos a niveles profundamente sociales y que es ahí cuando la organización civil, a 30 años de salir a luz en una continua colaboración, exige irreductiblemente su evolución, encontrar una nueva misión, un compromiso y una profesionalización constante para lograr, en este sentido, una incorporación natural en la ayuda social que tanto beneficia y fortalece a nuestro país.

Mi respeto para los pioneros del movimiento social de 1985 y de los que continúan en esa lucha continúa. En esta reflexión:

Lo político: a pesar de los esfuerzos, la sociedad civil no ocupa el escenario de todas las esferas del espacio público (económica y política) y así es la tendencia de la modernidad; si bien, colabora en ellas, cuenta con su propio espacio y condición. Al respecto, la esfera política se nutre de las condiciones que la esfera social proporciona; por ello, la importancia de fortalecer la cooperación y participación social para fortalecer la esfera política, en el mejor sentido por supuesto.

Lo social: nuestra condición como sociedad civil en México nació de un lamentable terremoto que sacudió la estructura social y política del momento. Hoy, más que en cualquier momento, se necesita una estructura social que sea propositiva y colaborativa, profesional y participativa. Este será el verdadero culmen de lo que se comenzó hace 30 años, removiendo escombros, salvando vidas y promoviendo la esperanza ciudadana muy orgullosamente “a la mexicana”.

Retomo, para cerrar con esta reflexión, el argumento de la obligada evolución de la sociedad civil en México a favor del propio país, sin tener que esperar o afrontar otro sismo (ya sea natural o social) para re comenzar las redes de colaboración y coordinación tan importantes en sociedad y en los gobiernos democráticos.

Invitación: si te gustaría participar en una breve encuesta sobre transparencia te invito a visitar y dar tu opinión en el siguiente enlace: https://es.surveymonkey.com/r/RMDVCGN ¡gracias!

TAGS: , , ,