Monitor Nacional
Sobre “La Mujer”
RP Casa Editorial | Ricardo Pablo
8 de marzo de 2016 - 2:25 pm
happy-woman-with-beautiful-smile
Felíz día internacional de la mujer

“Una mujer con imaginación es una mujer que no solo sabe proyectar la vida de una familia y la de una sociedad, sino también el futuro de un milenio”.

Rigoberta Menchú

El día de hoy celebramos a las mujeres en el mundo, una lucha que se ha llevado a cabo desde hace varias décadas y que aun en pleno siglo XXI aún queda mucho por recorrer. Esta entrada va dedicada a las mujeres del mundo (que hablen español, porque si no, no hay forma que me entiendan) pero muy en especial a las mujeres de mi familia de quien sin duda he aprendido grandes lecciones.

Comenzare pues con mi abuela, matriarca de mi familia y de quien herede mil y un frases que uso en mi día a día. Como bien saben mi familia es poblana, y mi abuela y abuelo formaban la típica fotografía mexicana de un matrimonio en los años 30, mi abuela tuvo la suerte de encontrar a su SignificantOther, mi abuelo Andrés, ambo formaron a mi hermosa familia, en la que predominan las mujeres desde mucho tiempo atrás. Con la muerte de mi abuelo, mi abuela tuvo que hacerse cargo por primera vez en su vida de su casa, sus tierras y sus animales.

El impacto de perder al amor de tu vida aunado a la impotencia de no saber cómo funciona la vida, debió ser muy complicado para ella; sin embargo no se dio por vencida y en lugar de encontrar un nuevo marido que le solucionara la vida, decidió luchar sola y sacarse adelante, siempre apoyada por sus hijas e hijos (tipo, mis tíos y así).

Mi abuela, a pesar de tener muchos errores, muchas fallas y varias manías, fue una mujer fuerte y que si bien no era la más amorosa del mundo, siempre sabía que decir y tenía un carácter fuerte, imponente y siempre decía lo que pensaba.

Todas las mujeres de mi familia tienen algo en común, dan la vida por sus hijos y luchan incansablemente por la perfección en lo que hacen. En su profesión, en su hogar y en su familia; buscan siempre la manera de destacarse y hacer lo que sea necesario por el bienestar de la familia y los seres que aman.

El ejemplo de perseverancia, de sacrificio y de honradez de las mujeres de mi familia es de reconocerse, y desde su trinchera han logrado que cada uno de sus hijos logre lo que ellas no pudieron. Y no lo lograron por falta de compromiso, sino porque comprendieron que al ser jefas de familia tenían que anteponer a sus hijos para que ellos pudieran lograr sus sueños. En un acto de infinita bondad y cero egoísmo decidieron que en equipo las cosas funcionarían mejor.

Eso nos han enseñado a mis primos y a mí, que la unión, tolerancia y el trabajo hacen de mi familia lo que es hoy en día. Una familia unida, amorosa y con quienes compartimos todo, los éxitos, los aumentos, los cumpleaños, las enfermedades, los funerales y las tristezas.

Mi familia es sin duda producto de mi abuela quien con su temple obligo a mis tíos a siempre estar unidos y velar entre ellos por su bienestar; y ellos a su vez nos han protegido de todo mal, incluso me atrevería a decir que abusan de sobreprotección. Pero nos han brindado de una coraza prácticamente indestructible ante el mundo. Porque sabemos que sin importar lo que pase, lo mal que nos vaya o lo bien que estemos; siempre estará la casa de la abuela en Puebla a la que podemos regresar y en donde podemos curar las heridas y reír a carcajadas en alguna reunión.

El éxodo a la casa de la abuela representa, un viaje al pasado, un viaje con nuestros antepasados quienes nos cuidan desde el cielo. La bisabuela Sara, mi abuela Guadalupe, la tía Yolanda nos cuidan desde arriba, y siguen siendo participe de nuestras reuniones, de nuestros festejos y lo sé porque nuestras carcajadas son tan estridentes que se escuchan en el cielo…

Ricardo Pablo #LoveYourself

Esta lucha no termina ni está por terminar hasta que ninguna mujer sufra más que un hombre, esta lucha se trata no de ver quien es más, sino de igualdad y desde mi trinchera coincido que el mundo sería un lugar mejor para vivir cuando terminemos de entender que las mujeres y los hombres somos igualmente diferentes y nadie es menos que yo, porque no soy mejor que nadie.

Felicidades a todas las mujeres en este día y recuerden que el poder está ahí… solo tienen que tomarlo.

TAGS: ,