Monitor Nacional
Sobre la “soledad”
Portada | Ricardo Pablo
11 de enero de 2016 - 7:46 pm
Soledad-MN
¿Qué tan mala debe ser una persona para que nadie quiera comer con ella?

Sin duda alguna todos nos hemos sentido solos en algún momento de nuestra vida, sin embargo es necesario identificar lo que provoca ese sentimiento. La soledad por definición es estar sin acompañamiento de otras personas o seres vivos, es la privación de acompañamiento y este puede ser voluntaria o impuesta; y también puede ser física o mental.

La soledad mental es sin duda la más complicada de tratar en el día a día así como en el consultorio de algún psicoterapeuta, puesto que esta soledad puede no ser real, únicamente existe en la mente del individuo. Es decir alguien que aun contando con amigos, familia y un entorno social estable se siente solo en compañía y es un caso muy complicado porque existe merma en la autoestima del individuo.

En lo personal creo que la soledad es un estado de ánimo necesario, en cuanto a temas de pareja creo que es deseable una soledad digna, a una relación tormentosa y dañina. La soledad sirve para enamorarte de ti, para conocerte; pero desgraciadamente vivimos en una sociedad que estigmatiza la soledad, que la ve mal.

¿Qué tan mala debe ser una persona para que nadie quiera comer con ella? Eso piensa cuando te ven comer solo en un restaurante. Olvídate de ir al cine solo, eso es para loosers, y entonces ahí va la gente soportando amistades mustias y relaciones toxicas, nomás pa´ que no las vean feo.

En lo personal les puedo decir que las mejores citas que he tenido han sido conmigo mismo, reservar una tarde para mí, comer mi platillo favorito, una copa de vino, leer mi libro favorito, llevarme al teatro y reír a carcajadas. En una cita así me conozco, escucho mis miedos, mis temores, planeo mis sueños, y elijo nuevos caminos. La soledad sin duda ha llegado a ser mi mejor compañía, mi consejera y mi consuelo cuando me han lastimado.

Creo que aprender a valorar a la soledad no es tarea fácil, mucha gente le huye, y creo que la razón por la que esto pasa (o al menos cuando yo lo viví) es porque tenemos miedo de escuchar nuestra voz; es más fácil ignorarla y pretender estar bien y andar por la vida de relación en relación; o rodeado de mil amigos aunque no sean reales, porque tenemos miedo de estar solos y de enfrentar nuestros miedos.

La entrada de esta semana va dedicada a todas esas personas que se encuentran encerradas en ellas, que no encuentran forma de escapar a su mente y a sus engaños; a las personas que se refugian en el auto sabotaje y no avanzan simple y sencillamente porque no quieren, porque el miedo es más grande que sus ganas de ser diferentes. A todos ellos los invito a salir de su rutina, a escuchar su voz poco a poco y aprovechar el inicio de este año como trampolín para cambiar. La soledad no es mala, es tu mejor oportunidad para conocerte y saber que quieres en tu “Significant other” y trabajar en tus puntos débiles.

Ahora si bien la soledad es deseable, necesaria y reconfortante; tampoco debe ser tu salida fácil y refugiarte en ella siempre. La soledad, como todo, debe ser usada con cautela para así poder apreciar los momentos de compañía al máximo; pero también disfrutar la soledad, porque no estás solo, estas contigo mismo.

Piensa que si no eres capaz de estar contigo, ¿Cómo esperas que alguien más lo pueda estar?

TAGS: , ,