Monitor Nacional
Soltero, feliz y convencido
Sociedad en Movimiento | Lalo Renteria
6 de junio de 2016 - 7:03 pm
columna
El deseo de mantenernos solteros y sin vida intima no significa que seamos personas asexuales

Durante el fin de semana me tomé el tiempo de visitar a un par de conocidos, amigos y familiares; como siempre aprovecho esos días ya que durante la semana el trabajo me mantiene al límite. Me pude dar cuenta de que existe una necesidad de desarrollo personal y profesional que se antepone a la tradición de construir una vida de pareja.

Me refiero a que muchas de las personas que me rodean se encuentran entre los 22 y los 30 años; y todos son solteros felices y convencidos, lo que me llevó a una pregunta:

¿Realmente son solteros o tienen aventuras esporádicas?

Pues bien, definitivo existen muchos jóvenes adultos que no están interesados en tener una pareja, no se apegan al deseo sexual y mucho menos les interesa escuchar la palabra “matrimonio”. ¡Urra¡ fue lo primero que pensé después de analizar todo el entorno y darme cuenta que estoy en la misma sintonía.

El deseo de mantenernos solteros y sin vida intima no significa que seamos personas asexuales, y miren que el termino “asexual” se refiere específicamente a no sentir ningún tipo de atracción sexual hacia otros.

La cuestión de ser un joven adulto, soltero , y desear seguir siéndolo, se explica claramente cuando se tiene una conciencia sobre el funcionamiento de las familias que tradicionalmente vemos bajo el contexto en el que vivimos. Muchos de nosotros no deseamos tener hijos, no es necesario, no es importante y no es opción para nuestro futuro; tampoco queremos casarnos, sabiendo que las relaciones formales hoy en día son una fantasía que sólo se ve en películas.

En definitiva lo ideal es trabajar, comprar una casa, un coche, viajar, disfrutar, conocer gente; pero NO quedarnos ahí, como lo hicieron nuestros padres, no estamos dispuestos a que nuestra vida se estanque en un circulo familiar vacío. Ya no creemos en la estructura mamá, papá e hijos; por el simple hecho de que las familias ahora son diversas, con dos padres, o dos madres o simplemente con un perro.

Todo aquello que aporte sabiduría, amor, espacio, desarrollo, y alegría, será parte de nosotros; entonces es ahí cuando ya concebimos el termino “familia” , todos los que me quieran y a quienes yo quiera serán mi familia aunque ningún lazo de sangre nos una.

Es justo que dejemos de pensar que la familia debe tener un orden tradicional, no es necesario que el hombre sea quien mande a diestra y siniestra; mucho menos que la mujer tome el papel de gata sumisa, claro en relaciones heterosexuales. Por otro lado hay que quitarnos la estúpida e ignorante idea de que en las relaciones homosexuales, uno debe ser la mujer y el otro el hombre; la realidad es que ambos son hombres o ambas mujeres, así de simple así de sencillo.

Creo que las relaciones familiares se construyen con lazos de afecto, líneas de apoyo, vivencias y deseos de estar cerca de alguien; más allá de nacer en un núcleo que sólo nos toma en cuenta por ser hijos, esposos, o padres.

Gracias a todos aquellos que forman parte de mi familia, amigos, amores, desamores y todo lo que ha contribuido a hacerme crecer; definitivo entre negro y blanco prefiero el gris, los puntos medios a pesar de no ser adecuados para muchos, por lo menos no nos lleva con la corriente. Te sugiero hagas un verdadero análisis de cómo estás llevando tu vida, lo que contribuye a tu desarrollo y lo que definitivo te ha detenido a tomar mejores decisiones; quizá ya es tiempo de aventurarte y hacer que cada día sea realmente inigualable.

TAGS: , , , , ,