Monitor Nacional
Tanta información y tan poco tiempo
El faro solitario | Sergio V
7 de abril de 2016 - 5:50 pm
coluna
El internet se ha vuelto la jaula de muchos de nosotros al facilitarnos tanto la vida que se nos influye sin siquiera darnos cuenta

Estudios científicos demuestran que al final del día procesamos mucha más información de la que nuestro cerebro es capaz de procesar, pues vivimos en un mundo de consumismo, tanto en demasiadas cosas que nos pueden quitar la humanidad hasta en cosas que simplemente no aportan nada a nuestra vida.

En la globalización podemos contemplar en tiempo real las acciones tomadas en un país al otro lado del mundo y al mismo tiempo estar tomando una taza de café en el centro de nuestra ciudad, es aquí donde parte o surge nuestra sed de saber las historias actuales o pasadas del mundo al cual pertenecemos, y eso muchas veces nos aleja de lo que en verdad deberíamos estar haciendo y procrastinamos de tal manera que excede los tiempos en los que tenemos que hacer cierto tipo de tareas, porque estamos donde queremos (digitalmente), en un lugar donde casi toda la información se puede obtener con hacer clic en el botón “buscar”, cosa maravillosa porque nos ha facilitado mucho la vida y a muchos de nosotros ha dado tiempo para dedicar en otras cosas, tiempo que en su mayoría desgastamos consumiendo lo que se nos vende a nuestros ojos y la mercadotecnia domina tanto el ambiente donde nos sentimos nosotros mismos que la ignoramos como tal y lo tomamos como algo “normal”, ventaja a empresas especializadas en lo que consume el futuro mercado.

En años pasados, al consumidor se le bombardeaba por la televisión, la radio, el cine e incluso por las vialidades que debía seguir para llegar a un destino y funcionaba, cosa que actualmente no podría funcionar (del todo), porque los grandes consumidores pueden hasta gastar todo su tiempo libre en las redes sociales o intentando aprender algo en alguna página de internet, de cualquier manera, el internet se ha vuelto la jaula de muchos de nosotros al facilitarnos tanto la vida que se nos influye sin siquiera darnos cuenta.

Un escritor temía que esto pasara, que se nos dominara por nuestros placeres y en parte estuvo en lo correcto pues todos conocemos a esa persona de pensamiento “independiente” que al igual que diez millones de personas piensan exactamente lo mismo, ¿coincidencia o control?

Por último, el tiempo que tenemos se puede ver opacado por este tipo de placeres que nos alejan de cosas que tenemos que hacer y puede que nos disguste hacer, provocando un retroceso, un estancamiento o incluso que ya no podamos avanzar más o salir del hoyo en el que nos hemos metido por nuestra comodidad; tal vez por eso la humanidad está tendiendo más a un individualismo radical contrario a todo valor humano conocido y se nos aleja a lo que una vez quisimos ser, una sociedad con un fin en común cual podría ser el desarrollo tanto social, tecnológico, económico, humano, artístico, etcétera. Buen día.

TAGS: , , ,