Ver más de Emprende seguro

Tarifas dinámicas

Este nuevo término es conocido por los usuarios de Uber, en términos simples, en este servicio el precio está fijado por la demanda, y se evidenció durante la contingencia ambiental que vivimos la semana pasada ’sobre la que se han escrito gran cantidad de opiniones’. El tema de la famosa tarifa dinámica no es otra cosa que decir que en este momento tengo muchas solicitudes y el precio es tanto, si te urge el servicio está en tus manos la decisión de tomarlo a este precio o no.

Sin embargo, de repente ’como todos los de repentes’, viene la protección de manos mágicas, quienes dicen que a esos precios no es posible que se le cobre al sufrido usuario ’dado que estamos en contingencia’ por tal motivo (desconozco el origen del motivo) la tarifa debe de tener un tope y yo ’usuario de ese servicio’ recibo una notificación en donde me indican que habrá un tope a la tarifa dinámica.

La pregunta aquí es si este es un servicio en el que se desea que inviertan más personas para incentivar su uso o si es un servicio que se quiere controlar, dar resultado precios bajos y servicio ineficiente⬦

Usé este servicio para ir al aeropuerto y me dijo María (quien conducía el auto) que ella y su esposo compraron el coche para obtener más ingresos, ella es contadora, dice que sus clientes del despacho le llaman después de las 11 de la mañana y que su Uber está muy activo de las 06:00 hasta las 10:30 am, entonces puede combinar esta actividad e incrementar su ingreso familiar dada la flexibilidad de horario que tienen ambos trabajos.

Me comentó que también hay horarios en donde prácticamente no hay usuarios, y se plantea la pregunta: «¿Por qué no puedo cobrar la tarifa más alta en esos horarios? Ya que después hay un horario en donde no recibo ingresos, ¿por qué?, ¿por qué?», me decía, no pude darle respuesta alguna, sólo acerté a obsequiarle el libro que escribí en el que hablo de contar con empresarios en un mercado libre.

Me pregunto qué se desea, ¿incentivar ese servicio y que existan más unidades para bajar el precio?, ¿atraer a nuevos pequeños empresarios que compren su auto con esfuerzo y ellos mismos lo manejen?, ¿o fijar precios para que por medio de regulaciones tengamos un pésimo servicio y precios bajos? ¿O acaso se trata de tener una gran cantidad de regulaciones que den como resultado el desabasto? ¿O incentivar y pensar que las personas tienen su propio cerebro?

El precio variable incentivará a invertir en ese bien, las regulaciones y las corruptelas incentivan el pésimo servicio, he dejado de usar taxis (de los que era usuario asiduo), pero cada vez que decido probar para ver si las cosas han cambiado con algunos de ellos (no digo que todos) lo que me encuentro es lo mismo: tengo una tarifa, un auto en condiciones deplorables, un chofer tratando de obtener de los clientes lo que otras personas le quitan de su trabajo, el resultado es que tienen menos clientes.

Cuenta la historia que una vez cierta ciudad medieval fue sitiada, durante ese tiempo hubo quien se atrevía a cruzar la línea enemiga para llevar alimentos, evidentemente el precio era altísimo, entonces una mano mágica determinó que el precio de los alimentos debía ser controlado en beneficio de la población, esa medida sólo produjo desabasto y el resultado fue que la ciudad sitiada cayó en manos de los sitiadores.

Hace tiempo leí una entrevista que le hicieron a un empresario que inició desde cero, supo desarrollar su empresa, cuando lo entrevistaron ya exportaba sus productos, me llamó la atención una declaración que hizo: «México necesita empresarios, no empleaditos, porque llegar y poner la manita para recibir la quincena es muy fácil, pero esto los vuelve mediocres», me recordó el refrán español que cita: «Madre pía daña cría».

Esta columna la escribí en un restaurante cerca de mi trabajo a donde llegué antes que las tarifas fueran más altas, resolví el problema sin ayuda y todo mundo siguió adelante, los saludo y nos leemos la próxima semana en «Emprende Seguro».