Ver más de Nacional

Tendremos que aplicar el “Ojo por Ojo”, en cuanto a los aranceles

Ciudad de México.- Esta madrugada empezó a hacer efecto el cobro de aranceles hacia el acero y aluminio, que Dunald Trump, impuso a México, Canadá y la Unión Europea (EU), con un 25 y 10% respectivamente, esto como una de las medidas proteccionistas que el Presidente de Estados Unidos está tomando desde que llegó a su cargo en enero del año pasado.

En México, la respuesta no se hizo esperar, en cuestión de minutos la Secretaría de Relaciones Exteriores, lanzó un comunicado en donde se lanzaron medidas en el mismo sentido, “hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación” y sobre todo en la industria alimentaria.

Por otro lado, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se mostró en contra también de las medidas que el Estados Unidos está tomando calificándolas como “ilegales”, además de que aseguró que ellos también tomarán medidas proporcionales, por lo que indicó que procederán ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El presidente la Comisión Europea, el luxemburgués Juan-Claude Junker, comentó que es un mal día para el comercio internacional, pues también ellos están en la obligación de defender los intereses de la UE, ya que EEUU, ha “jugado” con las negociaciones desde hace tiempo usando el “chantaje y la amenaza” de restricciones comerciales, como moneda de cambio para obtener concesiones comerciales por parte de la UE.

A lo anterior, la Comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström, añadió que las medidas de reequilibrio serán necesarias para proteger la UE, y permearán principalmente en productos icónicos de EEUU, como lo son el bourbon, los pantalones vaqueros y las motocicletas Harley-Davidson.

Las medidas extremas que el presidente Trump ha tomado, no sólo afectan a los países señalados, sino a ellos mismos, pues por poner un ejemplo, México tiene una gran importancia en cuanto a la industria manufacturera automotriz se refiere, donde además de emplearse a miles de personas, mismas a las que están poniendo en riesgo sus empleos, también es donde se producen autobuses escolares, tráilers, camiones multifución (para ambulancias, coches de bomberos), en la planta Daimler (Mercedez-Benz) de Santiago, sólo por mencionar un ejemplo. Dichos vehículos son hechos especialmente para la industria estadounidense.