Ver más de Uncategorized

TEP II va a cambiar la vida de la gente de Valle de México: Del Castillo

Después de ocho años de vivir en México, Enrique del Castillo Frontera, decidió darle un vuelco a su vida por lo que asumió la dirección para Sudamérica de Grupo Aldesa. En entrevista para Monitor Nacional, del Castillo recordó sus experiencias en nuestro país y habló sobre el Túnel Emisor Poniente II, obra que beneficiará al Valle de México.

⦁ ¿Cuál es tu cargo y funciones nuevos?
Después de más de 8 años en México en el que pude participar en todo el proceso de crecimiento de la compañía en este país, era hora de tomar nuevos rumbos y en ese sentido nos enfocamos en la apertura de negocio en Sudamérica lo que me llevó a tomar la responsabilidad de la Dirección de Aldesa para el Cono Sur, es decir, Uruguay, Paraguay y Chile.

⦁ Cuéntanos acerca de tu trayectoria, vocación, cuándo empezaste. El proyecto que más recuerdes, el más retador y el más singular. Si volvieras a decidir qué hacer ¿serías ingeniero? ¿por qué?
En mis años de instituto andaba dudando entre varias carreras, aunque siempre enfocadas con las ciencias ya que era lo que se me daba bien de forma natural, por lo que dudaba entre industriales y caminos, finalmente pesó el haber visto la construcción de carreteras e infraestructuras, ya que mi padre es topógrafo y muchas veces le acompañaba a hacer trabajos, me apasionaban las dimensiones de las obras, de las máquinas y sobre todo la mecánica de los puentes porque era donde podía percibir mejor lo que estudiaba en clase de física, además en aquellos tiempos la carrera tenía mucho prestigio por su dificultad así que se me hizo un reto fascinante. Si tuviera que resaltar algún proyecto, te hablaría del puente empujado de Tordesillas sobre el Río Duero, en esa obra estaba de becario, hice el despiece de acero de todo el puente, me entretenía comprobando el pretensado y pude participar de todas las fases del mismo así que lo disfruté mucho.
El proyecto más retador, sin duda fue la construcción de la Supercarretera Durango Mazatlán en México, era un país nuevo para mi, la Sierra Madre con su orografía, la temporadas de lluvias interminables, el compromiso con nuestro cliente y la dificultad técnica lo hacen difícilmente superable. Y créeme tengo muchos en el catálogo…
Respecto a la pregunta sobre si volvería a ser ingeniero, es difícil responder, el mundo está cambiando constantemente, alguien dijo que seguramente nuestros hijos se dedicarán a una profesión que hoy no existe, lo cual es ya una evidencia, me fascina ver como internet ha revolucionado todos los negocios y aunque yo tenía una vocación muy marcada por la construcción, creo que trataría de ser parte de ese cambio y desde luego consideraría las ingenierías de sistemas.

⦁ La importancia de una buena infraestructura, la trascendencia de las obras… ¿qué supone para ti cuando algo llega a su fin y ves el resultado. ¿Siempre merece la pena?
Como constructores uno tiene que tomar un proyecto casi como un hijo, para hacerlo bien tienes que integrarte en el proyecto y en el entorno, de esa unión y de su interpretación es donde salen las buenas infraestructuras. Creo que todos tenemos en mente obras que se hacen y que no contribuyen a mejorar la calidad de vida de quienes las usan, mi mayor orgullo es poder atravesar alguna de las infraestructuras en las que he participado y ver el paso del tiempo sobre ellas.
Para mí si merece la pena, aunque es verdad que se deja uno la piel, porque la construcción de cada infraestructura es como una contrarreloj en la que cada día hay que llegar a una meta, eso hace que mucha gente no aguante el ritmo y busque otras áreas de trabajo.

⦁ Lo que más te ha enseñado México.
México me ha enseñado muchas cosas, la verdad es que soy un enamorado del país, el aprendizaje que me llevo es la capacidad de conciliación y negociación, la verdad es que desde el primer proyecto en que estuve aquí, tome conciencia de las diferencias entre España y México y me aboqué a la tarea de aprender.

⦁ Lo que más extrañas.
La gente, México es un país muy cálido con sus visitantes, uno hace amigos rápidamente y he encontrado amigos para toda la vida.

⦁ ¿Cuáles consideras que son los logros más importantes que en Aldesa donde has crecido en México junto con la empresa?
De forma general el haber fusionado nuestras fortalezas como son el rigor en la calidad, plazos y presupuestos, dentro de las oportunidades que han surgido en el país, por eso crecimos primero en infraestructura, luego en energía, edificación etc y ahora tenemos una compañía plenamente integrada en el país con todas las líneas de negocio funcionando.

⦁ ¿Qué representa para ti trabajar en Aldesa?
Llevo 16 años aquí y conozco bien la casa, he pasado fases de crecimiento y de contracción y ahora una segunda fase de internacionalización, creo que es una escuela formidable para cualquier profesional, aquí nada se da por hecho y la planeación y la tenacidad son nuestros baluartes.

⦁ ¿Qué beneficios presenta el TEP II para el Valle de México?
El proyecto TEP II nace para resolver un problema histórico y muy estudiado en todo el mundo, que es el drenaje del valle de México, ya que es una zona que por su orografía plana y falta de cauces tiene problemas de indundaciones históricos que solo con drenajes profundos pueden ser resueltos, la zona de Valle Dorado los has sufrido constantemente y en el año 2010 vivieron su peor año, por lo que se aceleró la planeación de una solución, el TEP II va a cambiar la vida de la gente de la zona, que ya podrá estar tranquila en las temporadas de lluvias.

⦁ ¿Qué tipo de maquinaria se necesita para este tipo de obra?
La tuneladora empleada ha sido una máquina Cross Over, capaz de trabajar en modo abierto y cerrado, en terrenos rocosos y también en terrenos blando bajo viviendas, que es la zona más delicada de todo el proyecto.

⦁ ¿Cuáles son los principales retos de una obra como esta?
El principal fue la definición de una tuneladora capaz de sortear todas las condiciones que tenía la geología del túnel, también la logística asociada fue muy retadora, ya que si no tienes una buena organización no puedes producir como deseas, gracias a que resolvimos correctamente ambos desafíos es que pudimos conseguir algunos records de excavación.

⦁ ¿Cuánta infraestructura y mano de obra fueron necesarios para la construcción del TEP II?
La inversión en maquinaria, entre tuneladora y todos los equipos asociados a la excavación superó los 30 MDD. En cuanto a personal llegamos a tener trabajando mas de 200 personas de forma simultánea.

⦁ ¿Cómo es el proceso de construcción del túnel?
Los túneles con tuneladora tienen la particularidad de que se van revisitiendo de anillos de concreto reforzado conforme se excavan, en el caso de los túnel hidráulicos como el que nos ocupa, además lleva un revestimiento secundario también de concreto y que garantiza la durabilidad del túnel por más tiempo.

⦁ ¿Han realizado algún proyecto similar en otra parte del mundo?
He trabajado un muchos túneles, pero es el primero ejecutado con tuneladora.

⦁ ¿Cuántos metros cúbicos de agua ayudará a drenar el TEP II?
Se drenarán hasta 112 m3/sg, lo que quiere decir que el túnel sería capaz de desaguar el volumen de 6 piscinas olímpicas cada minuto, los vecinos pueden estar tranquilos de que la infraestructura, si está bien operada, resolverá sus problemas de inundaciones.

Recientemente ganaron la adjudicación de su primera obra en Uruguay y en Colombia. Ahora os encontráis en expansión y en este sentido ¿Cuáles son sus planes para el mercado latinoamericano?
Latinoamérica es una región muy extensa y con mucho potencial, queremos participar de su desarrollo en todas nuestras líneas de negocio, las energías renovables son un polo de inversión actual importante en el que Latinoamérica no se está quedando atrás, ya que es necesario actualizar la matriz de energía de todos los países para asumir el crecimiento de consumo energético que el desarrollo lleva consigo, la inversión en carreteras es sin duda otro de nuestros puntos fuertes, ya tenemos un proyecto muy importante en Uruguay, el Circuito 5, y estamos estudiando obras en el mercado paraguayo, en donde se han desarrollado leyes, como la Ley 5074 Llave en Mano, que facilitan la llegada de inversión y el desarrollo de infraestructuras en unos plazos más rápidos que la legislación anterior,