¿Tienes un mejor amigo?

El fin de semana fue terrible, tenía una cita con unos clientes y por un error de lectura no pude acudir. Me mantuve un poco molesto durante el día domingo por muchos factores que se han ido dando durante los últimos meses; sin embargo, con una buena barbacoa y un tequila logré olvidar un poco las penas.

Me gustaría contarles sobre una persona con quien consideré tener una buena amistad durante más de 10 años, le llamaré el sujeto “X⬝. Hace un par de meses me decidí a poner una oficina virtual y comenzar un negocio de publicidad y diseño, como hacen muchos chavos creativos hoy en día. Entre mi equipo de trabajo contaba con esta persona, atenta y con muchas ganas de trabajar, por lo menos las primeras semanas.

Con el paso del tiempo me di cuenta de muchos factores, este personaje tomaba mi trabajo y lo presentaba como suyo; iba por el mundo con sus conocidos presumiendo el maravilloso diseño que había realizado y las espectaculares fotos que tomaba. Al percatarme de este tipo de cosas permanecí en silencio, me sentí un poco mal; pero no por mí, sino por el individuo X.

Fue así que me di cuenta que este individuo X, también me alejó de su familia con pretextos muy raros y me di cuenta que entonces hablaba pestes de mí, con sus hermanos y parentela. ¿Cómo es posible que se molesten de que esté conmigo por pensar que se llenará de vicios?
Al ser adultos sabemos lo que hacemos, lo que bebemos o a donde vamos; y puedo decir que soy una persona muy responsable.

Entonces lleno de decepción decidí romper con esta relación laboral y familiar (lo digo porque consideré una hermandad por eso de los años y las vivencias), creo que una persona que habla tan mal de mi, se burla, toma mi trabajo y lo presume como suyo, NO me considera su amigo.

Tengo pocos amigos, la mayoría sólo son conocidos que me hablan cuando necesitan; gente de esa me encuentro en cualquier esquina y realmente no es necesaria en mi vida. Te recomiendo que te rodees de personas que demuestren su calidad como seres humanos, no por la carrera que tenga o el dinero que lleguen a ganar; sino por la cantidad de cosas buenas que aportan a tu vida.

Tampoco mientas sobre lo que sabes o lo que tienes, la mayoría de las veces los que están alrededor se dan cuenta y quedamos mal; si alguien te incluirá en su vida, que sea porque te acepta tal cual eres; es ahí cuando podrás ver quienes realmente te valoran.