Monitor Nacional
Todo está en la mente
El Capullo | Tendencias
30 de marzo de 2017 - 1:20 pm
nieto
La decadencia de un partido

Esta semana el presidente Peña Nieto nos ha revelado su secreto para su visión de tanta prosperidad en el país, ese en el que él vive y en el que no pasa nada y en el que cada vez más mejorando en ámbitos como los de seguridad y protección a los derechos humanos. Porque nosotros, quienes vemos crisis en el país tenemos “problemas en la mente”.

México es un país de fosas, en donde no sólo escondemos cuerpos; ahí yace la libertad de expresión y los periodistas asesinados defendiéndola; los derechos humanos y los migrantes que usan el territorio como paso; del progreso económico que se quedó en el compadrismo y servilismo, la fosa de la corrupción; la fosa del abuso del poder en todos los niveles y el empoderamiento del ejército para el resguardo de la silla presidencial de aquel que no es capaz de percibir los problemas del país, porque sólo están en nuestra mente.

Esta declaración viene acompañada del momento en que se juega el futuro del PRI en las próximas elecciones en el Estado de México, en donde el partido está jugándose todos los recursos para asegurarse la victoria. Del Mazo se convierte en la esperanza del Estado que no ha tenido nunca una alternancia política, ha sido y es territorio priista y por primera vez, existe la posibilidad de que deje de serlo. La política de Peña Nieto en los cinco años que lleva en la presidencia ha ido menguando la, ya de por sí, deteriorada imagen del partido aun en el estado que representaba su pilar más sólido.

De perder el Estado de México, la elección presidencial para el Institucional estaría perdida desde el inicio. Esta entidad federativa es primer lugar en feminicidios y va haciendo cada vez más amplia la brecha socioeconómica. Los problemas reales de este estado significan una gran oportunidad para todo el país, de poderse solucionar aquí podrían resolverse en gran parte del territorio nacional, pero de seguir con la misma política que hasta ahora se ha tenido, los problemas sociales van a persistir y seguirán agudizándose y con ello, se replicarán en todo el país.

Las condiciones marginales de vida para millones de personas y los constantes abusos del ejército resultan ser una condición mental que comparten muchos mexicanos. De esta manera, el presidente ofrece una solución al problema y nos invita a ir al país en donde el reside, ese en donde la tierra no está llena de fosas o aquel en donde los índices de seguridad van al alza y la economía no presenta crisis.

Peña Nieto fue, en 2012, la apuesta grande del partido para la revitalización del mismo y ahora, lejos de alcanzarlo podría ser el responsable del acelerado decaimiento del mismo y con ello de un final que podría obligarles, de perder el Estado de México en las elecciones próximas, a un nuevo replanteamiento de imagen, nombre, fondo, organigrama.

El partido que inició con el desenlace de la Revolución Mexicana y que aprovechó las condiciones para posicionarse y hacer de la democracia mexicana a su gusto, necesidad y conveniencia, podría estar viendo ahora su propia fosa cavándose y con ello podría, por fin, después de un siglo, llegar a su culminación la famosa “Revolución Mexicana”.

Raúl Antonio Alvarez C.

TAGS: , , ,