Monitor Nacional
Tráfico ilícito de armas en México: un asunto que no debe ser olvidado
Instantáneas de México | Arantxa M Meza
20 de abril de 2016 - 9:01 pm
columna
La ley dice una cosa, mientras que en la práctica sucede algo distinto

A diferencia de otros países, como los Estados Unidos, México tiene leyes un tanto restrictiva a cerca de la compra-venta legal de armas. En el artículo 10 de la Constitución se estipula que los mexicanos tienen el derecho de adquirir armas para uso de defensa legítima. No obstante, la población civil no puede apropiarse de armas con un calibre mayor a .38, ni de aquellas clasificadas como de uso exclusivo para las Fuerzas Armadas del país. Es también a través de las Fuerzas Armadas como se puede hacer la adquisición y no a través de tiendas privadas de armas, las cuales son ilegales en México.

Sin embargo, en el tema de las armas se presenta una de tantas constantes en el país: la ley dice una cosa, mientras que en la práctica sucede algo distinto. Según el Centro de Estudios Sociales, se estima que en el país circulan alrededor de 15 millones de armas ilegales. Un 80% proviene de ellas proviene de los Estados Unidos, un país en donde las leyes en cuanto a la compra-venta de armas son bastante permisivas. Y es que para los estadounidenses el tráfico ilícito de armas es un gran nicho de mercado, con ganancias que superan los 20 millones de dólares. De ahí se entiende claramente las razones por las cuales estos individuos logran introducir anualmente alrededor de 20 mil armas a México.

Ahora bien, quizás algunos se pregunten a qué segmento de clientes es el que atiende este fructífero negocio. Se encarga nada más y nada menos que de las bandas delictivas y grupos del crimen organizado que existen dentro del país. Este montón de criminales las utiliza más que nada con fines económicos. Es decir, adquieren las armas para asegurar sus negocios: tráfico de drogas, trata de personas, secuestros e infinidad de asuntos sucios que les generan grandes cantidades de dinero.

Y, ¿qué esta haciendo el gobierno mexicano al respecto? Ha firmado 11 acuerdos y convenciones respecto al tema, incluyendo el Tratado sobre el Comercio de Armas en 2013. Además, ha impulsado la creación del Grupo de Coordinación Interinstitucional para la Prevención y Control de Tráfico de Armas (GC Armas) y de la Campaña de Canje de armas de fuego. Con ésta última, se animaba a la población civil a entregar sus armas a cambio de algún incentivo económico o material. A su vez, el gobierno afirma realizar diversas acciones para combatir el narcotráfico, así como a aquellas bandas delictivas y grupos del crimen organizado. Se realizan retenes, inspecciones, decomisos, arrestos y hasta se captura a grandes capos después de que se fugan de la cárcel.

Es evidente, sin embargo, que los débiles esfuerzos del gobierno mexicano están bastante lejos de acabar con el problema. Sobretodo, cabe destacar que mientras sigan existiendo vínculos del gobierno con el crimen organizado y la mafia, ningún intento de resolver la problemática funcionara. Mientras que siga existiendo una sed inagotable de dinero y poder, los negocios sucios e inhumanos que requieren de las armas no cesarán. El tráfico ilícito de armas en México defiende el dinero de unos y acaba con la vida de otros.

TAGS: , ,