Monitor Nacional
Trump y su actitud misógina aumentan tensión en Partido Republicano
Internacional | Redacción
9 de agosto de 2015 - 8:16 pm
trump-monitornacional
El dirigente de la organización, Erick Erickson, dijo que hay límites aún para alguien que no es político profesional como el magnate

Ciudad de México.- El jueves pasado, durante el debate organizado por la cadena Fox News, la moderadora cuestionó a Trump si tendría el temperamento para ser electo presidente, tras referirse a las mujeres con calificativos como “cerdos gordos, perras, y animales repugnantes”.

Kelly pidió a Trump su opinión sobre la acusación de la aspirante demócrata Hillary Clinton, quien califica a políticas que respalda el Partido Republicano como una guerra contra las mujeres.

Trump desestimó ser “políticamente correcto”, y al responder a Kelly, apreciada como conductora en la televisora y entre los conservadores republicanos, actuó a la defensiva.

En una entrevista posterior, Trump sugirió que el ciclo menstrual de la moderadora la llevó a hacerle preguntas que calificó como “extremadamente injustas, ridículas”.

Su comentario provocó que el grupo de activistas conservadores RedState retirara la invitación a Trump a una cita realizada en Atlanta, Georgia, y que en su lugar invitara a Kelly.

El dirigente de la organización, Erick Erickson, dijo que hay límites aún para alguien que no es político profesional como el magnate, como “sugerir que una pregunta hostil de una periodista está relacionada con su ciclo hormonal”.

Otros aspirantes a la nominación presidencial republicana advirtieron que el ataque de Trump afectará al partido, que tradicionalmente tiene menor respaldo entre las mujeres por sus posturas en materia como el rechazo al aborto.

En 2012, el presidente Barack Obama obtuvo 56 por ciento del voto femenino contra 44 por ciento del republicano Mitt Romney.

El aspirante republicano Jeb Bush cuestionó en Atlanta si su partido ganaría la elección insultando a 53 por ciento del electorado, y que Trump debe disculparse.

Por su parte, Carly Fiorina, exdirectora ejecutiva de Hewlett Packard y única precandidata republicana mujer, calificó los comentarios de Trump como “inapropiados”.

“Las mujeres entendieron esa declaración y sí, es ofensiva”, remarcó, y dijo que también ha recibido cuestionamientos sexistas, sobre si las hormonas le impedirían realizar su trabajo en la Oficina Oval.

La repuesta inmediata de Trump descalificando a Fiorina no se hizo esperar, pues en la red social Twitter apuntó que escuchar a Fiorina por más de 10 minutos ocasiona fuertes dolores de cabeza y remarcó que tiene cero oportunidades de ser la nominada presidencial.

El también aspirante presidencial Lindsey Graham señaló que Trump pone en riesgo las oportunidades del Partido Republicano para volver a la Casa Blanca y urgió a sus líderes a dejar de ser complacientes con su comportamiento.

Analistas políticos destacan que cada vez que Donald Trump dice algo indignante, el apoyo de sus partidarios se afianza.

Información de Notimex

TAGS: , ,