Monitor Nacional
¿Tú ya respiraste?
Sociedad en Movimiento | Lalo Renteria
5 de octubre de 2015 - 5:31 pm
Niño-MN
Tener un hijo es una gran responsabilidad y debes amar el hecho de tener la oportunidad de enseñar a un ser humano a amar la vida y a las personas que le rodean; con todas las diferencias que éstos puedan tener

Como cada semana me siento muy agradecido por aquellos que se dan el tiempo de leer mi columna.

Los últimas días la he pasado entre asuntos de trabajo, escuela y la casa, también pensando que importante es mantenerse cerca de la familia, los amigos y  las personas que aportan cosas buenas a nuestro entorno.

En esta ocasión deseo dedicar  estas líneas a las mujeres que en este momento se encuentran embarazadas o que han sido madres recientemente. Estamos pasando por una crisis mundial de peligro, desdicha social y descontrol humano; en tus manos está crear conciencia en esa personita que vivirá contigo muchos años.

La mayoría de los hombres que hoy son golpeadores fueron niños consentidos, quizá con un instinto de superioridad, el cual las madres o padres permitieron a lo largo de su crecimiento; si dejas que un niño tome poder y te sobrepase acabará convirtiéndose en una persona insensible.

Te pido que tomes tiempo para analizar y si tienes un hijo varón no lo consientas, no le demuestres que la mujer tiene el lugar de la “servidumbre”, pues en la mayoría de los hogares mexicanos la mujer sólo es la trabajadora del hogar dispuesta a lavar, cocinar y a proveer de detalles y atenciones al hombre y familia en general.

Es importante erradicar esa asquerosa costumbre machista que inunda nuestras calles, escuelas y hogares. Un hombre que se convierte en jefe de familia dejando de lado el lugar de la mujer no tiene derecho a ser respetado, menos cuando tenemos el hecho de que se siente superior a lo que le rodea.

Durante los siguiente años verás crecer a tu hijo, te pido lo cuides, lo protejas, lo eduques de tal modo que sea convierta en un ciudadano respetable, del que los demás podamos hablar bien. Si tienes una hija en este momento te recomiendo que NO la vuelvas una inútil, no le permitas sentirse delicada, indefensa ni mucho menos le enseñes que necesita de otra persona para ser feliz.

Tener un hijo es una gran responsabilidad y debes amar el hecho de tener la oportunidad de enseñar a un ser humano a amar la vida y a las personas que le rodean; con todas las diferencias que éstos puedan tener.

Necesitamos personas dispuestas a derrocar a hombres machistas, personas dispuestas a no censurar a sus hijos por tener distintas preferencias sexuales, ciudadanos que sean capaces de decir un “buenos días” antes que una maldición sin motivo. Conviértete en alguien que no tema expresarse por sentir que los demás pueden callarte; muchos somos ignorantes de diversos temas; pero hay que fomentar una cultura de la lectura; hay que aprender a ser tolerantes y sobre todo hay que entender que los demás también son únicos y especiales.

La próxima vez que veas una injusticia ¡grita! , ayuda, pues tu desearías que te ayuden si lo mismo te llega a ocurrir. No seamos mediocres, no seamos conformistas y no olvidemos que si estamos jodidos es porque en todos estos años de vida nunca aspiramos a tener más de lo que la vida nos fue dando.

 Yo ya respiré, ahora es tu turno.

TAGS: , , , , ,