Ver más de Opinión

UBER: ¡No el mejor, pero sí el más viable!

 

Hay demasiadas opiniones acerca de lo que ocurrió el día de ayer con la manifestación de los taxistas, sin embargo; me parece una manera vil y estúpida de exigir algo sin dar nada a cambio.

El día de ayer estaba leyendo un artículo que me compartió mi estimado Alonso Robles, en donde encontré un punto que me parece bastante pertinente mencionar y con el cual concuerdo totalmente; y es que, las personas limitamos nuestra capacidad de acercarnos, cooperar y avanzar con aquellos que piensan o son diferentes a nosotros.

 

Esto evidentemente tiene una lógica total y absoluta, los seres humanos vamos por ahí buscando a nuestros afines; esperando siempre que un punto de conexión nos mantenga dentro de un grupo social, ligado con alguna pareja, amigo o familiar. Entonces de pronto me puse a pensar en lo que está sucediendo con estos señores que aparentemente están buscando un beneficio para ellos y por eso generan todo este caos sin temor a nada y a nadie.

 

El primer punto importante es que Uber y Cabify, nos dan una ventaja al poder controlar a través de nuestro móvil la manera de pagar, solicitar y hasta de seguir la ruta de un viaje. Esto NO quiere decir que son lo mejor de lo mejor, pero desde mi punto de vista el simple hecho de poder seguir la ruta y calificar al chofer públicamente, te da más tranquilidad.

 

¿Cuántas veces te has subido a un taxi limpio? ¿Te ha tocado un chofer amable? ¿Te han negado un servicio por decir que NO llegan hasta tu destino? ¿Al pedir en un sitio de taxis te han recogido en tiempo y forma?

 

Yo sí puedo asegurar que me he subido a taxis asquerosamente sucios, incluso ya hasta la mugre se ha pulido y se ve brillosa. He vivido experiencias con choferes prepotentes, groseros, infames y muchas veces ni siquiera limpios. Las tarifas no siempre son exactas (aunque en Uber también a veces las modifican), pero en realidad es mucho más caro viajar en un taxi sucio, con pésimo servicio, y mal personal; que viajar en un servicio limpio y de mejor calidad como lo es Uber y Cabify.

 

NO estoy en contra del gremio del transporte, pero sí considero que están manifestándose de una manera tonta. No hacen nada por mantener sus unidades limpias, regularizadas, tampoco son amables, no les interesa modernizarse para ofrecer alternativas y ser competentes. Estos ca·$”FDs simple y sencillamente quieren ser los únicos habidos y por haber en ofrecer el servicio, pero esto se asemeja a ir a comer a un restaurante y que te salga un pelo en la sopa.

 

Siempre he considerado que uno NO se puede quejar cuando no está haciendo lo suficiente para cambiar aquella cosa o situación que le incomoda o le hace daño. Esto de impulsar el cambio aplica para el amor, los amigos, la escuela y hasta el trabajo; así que sinceramente espero que Uber y Cabify continúen brindando sus servicios a lo largo y ancho de todo el país, sin tener que preocuparse por los taxistas que, en lugar de ponerse las pilas, prefieren integrarse al caos.

Twitter: @RenteriaEdd