Un infarto al corazón

La fragilidad del corazón humano es inmensa; siempre y cuando estemos pensando en lo que un infarto puede hacerle a nuestra vida.

No me voy a enfocar en los infartos el día de hoy, sólo tomé como referencia la frase del corazón frágil, porque en todo el mundo una decepción amorosa implica un corazón roto. Tengo mis dudas, quisiera saber sobre la persona que decidió correr el rumor de que amaba con el corazón y que al no ser correspondido sería como tenerlo roto.

Definitivo nos enamoramos con nuestro cerebro, que es quien se encarga de hacernos pasar por todas las etapas; un poco de alegría, ilusión, algunas veces celos y otras tantas decepción y tristeza. ¿A caso alguien le ha dicho a su pareja un “te amo con todo el cerebro⬝?  Definitivo nos imaginaríamos esa parte de nuestro cuerpo y no representaría la figura ideal de un ser que siente afecto por nosotros.

El fin de semana entre el trabajo y actividades varias, me encontraba viendo una serie muy buena en donde una chica es engañada, utilizada y burlada por una persona que dice amarla; entonces me sentí un tanto vacío, pues he visto eso en todos lados.

Una persona que ama no puede garantizar que eso sea eterno; incluso creo que todos debemos limitarnos a amar el tiempo presente, ya que no tenemos asegurado ningún futuro. Esos amores que se perdonan infidelidades y continúan con sus vidas como si no pasara nada, me sorprenden; yo se bien que muy en el fondo de la persona afectada, aún piensa en el motivo que tuvo su pareja para serle infiel.

Entonces las personas que están acostumbradas a este tipo de vida, van por un camino de insatisfacciones; quizá puedan decir que son felices a ratos y aún así esto no hace que su relación sea plena. ¿Qué necesita un individuo para asimilar que NO está siendo amada, ni valorada o por lo menos que no está siendo respetada?

Es difícil entrar en la mente de cada persona y querer hacer que piensen distinto; pero también es terrible ver personas queridas diciendo que lucharán por amor, que perdonarán, se darán una nueva oportunidad o simplemente rescatarán algo que no existe, amor.

Es aquí cuando vuelvo al daño de un infarto y de un corazón roto, el infarto podría llevarnos a la misma muerte; pero una relación tormentosa podría hacer lo mismo. Hay que tener claro que 1 o 100 años de relación NO son suficientes como para perdonar a quien nos ha fallado; el respeto por nosotros mismos es lo único que nos queda.

No pretendo que vayamos por ahí odiando a todo aquel que nos decepcione, sin embargo cerrar un ciclo permitirá que salgamos de la miseria amorosa en la que NO estamos viviendo bien. Una relación sana es aquella en donde ambos colaboran, se respetan, se comunican, evitan situaciones de celos y sobre todo una relación sana es aquella en donde la pareja procura el bienestar del otro.

Aquella persona que te haga llorar, te ofenda, te trate bien cuando quiere y que cuando está de malas simplemente te hace menos; entonces NO te ama, nunca podrá hacerlo y es ahí cuando decidirás si permites que ese individuo infarte tu vida.