Monitor Nacional
¿Un lejano 2018?
In-Pulso SocioPolítico | Maria E Plaza
18 de enero de 2016 - 11:27 am
proceso electoral-MN
En esta semana, ya pasada la primera quincena del 2016 en México, me gustaría compartirles en cinco puntos el por qué las candidaturas independientes en México serán aprobadas para los próximos comicios del 2018, ¿le parece lejano el 2018? Seguro está más cerca de lo que imagina

Entre más participantes, más focos de atención: si bien es cierto que también puede implicar un mayor gasto, el verdadero beneficio radica en una agenda pública mucho más vasta en los procesos electorales; ya no sólo un tema cuasi bipartidista, sino un escenario mayor, con mayores redes de información, mayor trabajo de comunicación, mayor movilización de recursos, en fin, una fuente laboral muy heterogénea entre organismos públicos, comunicadores, analistas políticos, etc, etc.

Limitar (de una vez por todas) a todos los que han tenido ese sueño “presidencial”: una tendencia en los últimos quince años es que, durante cada proceso electoral presidencial, siempre resalta una figura por demás didáctica que desea que sus propuestas sean escuchadas (de un Doctor Simi a un Gabriel Quadri) y a veces, el pertenecer o no a cierto partido político marcaba su sobrevivencia a la aspiración presidencial. Así, sin más ni más, con los candidatos independientes se puede terminar de “quemar” más de una aspiración presidencial.

No quedarse atrás en el contexto Latinoamericano: y es que Chile nos ganó la primicia de las candidaturas independientes en los comicios presidenciales; sin embargo, igual, no nos queremos quedar atrás en esta
tendencia que parece ser una importante área de oportunidad para México (esperemos que no se quede en el simple “parecer”).

Expansión de los Partidos Políticos: y no, no es en el mejor sentido. El Poder de los Partidos Políticos no sólo en el ámbito financiero, también en la profesionalización de cuadros, es un tema que no será fácil para los candidatos independientes que no se desprendan de sus estructuras. Por supuesto, y es claro decirlo, más de un par de candidatos independientes para la contienda del 2018 serán un satélite más de los Partidos Políticos, ¿a poco no los creemos tan capaces de captar lo poco de ciudadano que les queda a los procesos electorales?

Solicitud ciudadana: a veces los ciudadanos no sabemos a ciencia cierta lo que queremos en nuestra democracia y es más que natural. Así que tenderemos a exigir los espacios ciudadanos que creemos nos hacen falta en el próximo proceso electoral (haremos de todo), para después percatarnos que nuestras solicitudes no fueron del todo comprendidas por el sistema de partidos (nos decepcionaremos como muchas veces); con ello habremos de pensar cuáles son los mejores mecanismos para hacernos escuchar (repensaremos nuestra estrategia), todo ello sin perder fe en nuestro poder ciudadano (renacimiento del ánimo democrático).

Si considera que uno o más de estos puntos se comenzarán a presentar en este 2016, de por seguro que así será. Ya algunos comunicadores han hecho factible su deseo de ser candidatos independientes (el punto 2 se está cumpliendo). Lo importante es considerar que aquí, el derecho a votar y ser votados no se le niega a (casi) nadie.

TAGS: , ,