Monitor Nacional
Un progreso a costa de las personas
El legado de México | Cassandra Murillo
21 de abril de 2016 - 6:18 pm
columna
¿En verdad tratar el agua utilizada dentro de la empresa, repara el daño que éstas ocasionan al medio ambiente?

Hace un año tuve la oportunidad de visitar El Salto con la finalidad de poder ver la situación ambiental que enfrentan las personas de esta localidad. Esta comunidad es caracterizada por la gran cantidad de industrias que posee, así como el flujo de personas que día a día llegan para trabajar y la abandonan al terminarse el día.

En aquel entonces, los habitantes expresaban sus exigencias respecto a los problemas ambientales que enfrentaban debido a todas las empresas manufactureras que se han instalado en su localidad. Pareciera que estas empresas representarían una esperanza respecto al crecimiento económico y el desarrollo de la zona, sin embargo a un año de la visita, la situación del Salto continua siendo igual o incluso peor, ya que lamentablemente los problemas ecológicos siguen avanzando, sin verse ninguna acción que contenga estos daños al ambiente, atentando así, la salud de las personas que viven las consecuencias de una situación en la que no tienen culpa, y que en lugar de beneficiarles les perjudica. Los problemas de salud que enfrenta esta comunidad incluyen alergias, enfermedades respiratorias, gastrointestinales, entre muchas otras, y la gravedad de estas enfermedades es intensificada con la proximidad de las personas a la contaminación generada por estas empresas.

El gobierno y las instancias encargadas del desarrollo económico del país, como Promexico, expresan que éste “desarrollo” se está impulsando bajo un marco de legalidad y justicia, en donde las inversiones extranjeras y condiciones para poder abrir una industria en México cada vez son más rígidas, con el propósito de mejorar las condiciones y reglas del juego.

Sin embargo estas “restricciones” parecen no aplicarse por igual a todos o de la manera debida, ya que lo que se ocasiona es que ciertas manufactureras adquieran el titulo de “Socialmente responsables”, título que muchas de las empresas en El salto poseen, pero que es solamente gracias al tratamiento del agua utilizada dentro de ésta. Sin embargo, no se cuenta el impacto ambiental que dichas empresas generan al desechar sus tóxicos en la comunidad, además de la gran cantidad de agua utilizada para poder producir ciertos bienes, agua que proviene de la misma comunidad que enfrenta graves problemas de contaminación, sobretodo en este recurso.

Entonces . . . ¿En verdad tratar el agua utilizada dentro de la empresa, repara el daño que éstas ocasionan al medio ambiente? ¿Realmente se está regulando a dichas manufactureras bajo una marco de completa justicia? ¿ Se están regulando los desechos químicos y tóxicos de estas empresas que se dicen “Socialmente responsables” en la teoría pero que en la practica actúan de forma contaría.

Parece una burla pensar que este título es suficiente y que no se puede hacer nada más. Y una burla mayor que el gobierno actúe como si esta situación fuese desconocida, ya que esto no es una situación esporádica o que se realice en con discreción; si la población de El Salto, sin necesidad de una exhausta investigación puede ubicar con facilidad el nombre y desecho de cada empresa de manera tan “abierta” sólo a través de la observación de lo que aqueja a su propia comunidad es lógico que también el gobierno y las instancias que se encargan de regular estas empresas puedan, sin embargo parece que esta falta de autoridad e intervención es recompensada de manera que es posible “compensar” el daño hecho a la comunidad y hacerse de la vista gorda ante un problema tan grave.

Si realmente se espera un verdadero desarrollo del país se debe dejar de lado el pensamiento de que sólo el beneficio económico para unos cuantos justifica el perjuicio de personas y comunidades que no tienen ninguna responsabilidad ni culpa. Es impensable sentirse orgulloso de un falso progreso que no abona al desarrollo social sino simplemente a el bolsillo de unos cuantos y que intensifica el daño ambiental que se vive en país así como los problemas de salud que muchas comunidades no sólo El salto enfrentan a causa de las empresas “socialmente responsables”.

TAGS: , , ,