Monitor Nacional
Una prostatectomía radical es la técnica para preservar los nervios
BienESTAR | Redacción
26 de agosto de 2015 - 10:13 am
prostatectomia-monitor nacional
Preservar los haces neurovasculares (HNV) durante la prostatectomía radical protege la función eréctil

Ciudad de México.- Una técnica quirúrgica para preservar los nervios mejora la continencia después de la prostatectomía radical, según publicó un equipo de Alemania.

Preservar los haces neurovasculares (HNV) durante la prostatectomía radical protege la función eréctil, pero sus efectos sobre la continencia aún están en debate.

El equipo de Uwe Michl, del Hospital Universitario de Hamburgo-Eppendorf, en Hamburgo, analizó las tasas de continencia en el largo plazo de pacientes con prostatectomía radical sin preservación de los nervios (PRSPN; 1.128 hombres), PR con preservación de los nervios (PRPN) y los HNV (11.204 hombres) y PRPN inicial y resección secundaria de los HNV (RsecHNV; 201 hombres).

A los 12 meses de la cirugía, las tasas de continencia urinaria (uso de hasta una toalla diaria para la incontinencia) eran del 85,4 por ciento en el grupo tratado con PRPN, del 87 por ciento para el grupo con RsecHNV y del 70,5 por ciento para el grupo con PRSPN.

Las tasas de continencia a los 12 meses no variaron significativamente entre los grupos tratados con PRPN y RsecHNV, aunque eran significativamente más altas en el grupo con RsecHNV que en el grupo tratado con PRSPN.

Las tasas de continencia tempranas (a la semana y tres meses) eran más altas en el grupo tratado con preservación de los nervios que en el grupo con cirugía RsecHNV, pero esta diferencia despareció al año, según publica el equipo en European Urology.

“Nuestros resultados indican que la disección apical meticulosa asociada con la técnica de PRPN en lugar de la preservación de los HNV tendría un efecto positivo en las pruebas de continencia urinaria en el largo plazo”, concluyó el equipo.

“Comprobamos que la preservación de los HNV importa para proteger la continencia temprana y, por lo tanto, un enfoque de preservación que debería utilizarse siempre que sea seguro desde el punto de vida oncológico”, añadió.

El doctor Gunnar Steineck, de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, acaba de publicar qué grado de preservación de los HNV es importante para determinar la continencia después de la PR.

Sabemos que es mejor preservar dos haces en lugar de uno utilizar la preservación parcial en lugar de no hacerlo.

Hay que evaluar cuidadosamente la posibilidad de lesionar ambos haces neurovasculares, tomarse el tiempo necesario para realizar la preservación y comunicarles los nuevos resultados a los que administran y financian las cirugías, dijo Steineck.

“La cirugía prostática es un intercambio entre la preservación de alguna parte o ambos haces y la posibilidad de extirpar el tumor radicalmente. Debemos mejorar nuestras herramientas para incluir a los pacientes en el proceso de toma de decisión de ese intercambio. Sabemos que las preferencias de los pacientes varían ampliamente”, sostuvo.

Michl no hizo comentarios sobre el estudio y los autores declararon no recibir financiamiento externo ni tener conflictos de intereses.

Información de Reuters

TAGS: , ,

Notas Relacionadas