Ver más de Gametrics, Opinión

Una tarde más en Liberty City

Parecía un día cualquiera, me dirigía en mi Dukes del 70 y escuchaba Inside My Love de Minnie Rippleton por la estación de radio The Vibe 98.8 cuando me percate de lo caótica que puede resultar la ciudad.

No puede decirse que es una representación perfecta del Time Square sin los cientos de taxis amarillos que invaden a diario la ciudad. Ese magnifico paisaje urbano con tanto brillo y colorido, casi me hace olvidar el sonido de las patrullas que pasan a toda velocidad persiguiendo a unos traficantes de drogas.

De repente el paisaje cambia en cuestión de segundos, una nube gris cubre la ciudad y comienzan a caer las primeras gotas al mismo tiempo que las personas que no venían preparadas corren y tratan de cubrirse con el periódico del Times. De un momento a otro la ciudad se queda casi vacía…

Quién pensaría que del trabajo de un par de años de más 150 desarrolladores incluyendo fotógrafos que capturarían todos los detalles de la ciudad y con una inversión de 100 millones de dólares para obtener más de 500 millones en ventas, saldría uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos y quizás el mejor de la séptima generación de consolas.

Podría para ser una noche más en Liberty City para los 17 millones de usuarios que compraron el juego, pero para mí es una emocionante interpretación, violenta, profana, cómica, simpática, detestable y un trabajo absolutamente maravilloso de una sátira cultural llena de aventuras, diversión y personajes que seguro tendrán similitud con algún amigo con el que nos encontremos en la vida.