Ver más de Nacional

Vandalizan la CDMX… ¡otra vez!

Ciudad de México.- Hoy se conmemora el quinto año de los hechos ocurridos en Ayotzinapa, no hay responsables y mucho menos se sabe algo sobre los 43 estudiantes desaparecidos. Es por ello que este jueves se convocó a una marcha con dirección al Zócalo para exigir justicia.  

El contingente era encabezado por los familiares de los desaparecidos, así como por estudiantes de diversos planteles de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y de la propia Normal Isidro Burgos.

Con pancartas y mantas en mano partieron a las 16:00 horas en el Ángel de la Independencia, para continuar por Paseo de Reforma, avenida Juárez y Madero, para arribar al Zócalo capitalino.

Lamentablemente la manifestación dejó ser “pacífica”, pues encapuchados se unieron al contingente y nuevamente hicieron destrozos en la Ciudad de los Palacios, provocando a los estudiantes.

Estos “vándalos” realizaron pintas y rompieron cristales a su paso por Paseo de la Reforma y Avenida Juárez. Y al llegar a la sede del Senado, rayaron las fotografías que se encuentran en la fachada.

Además, aprovecharon nuevamente para pintar algunas estaciones del Metrobús y monumentos ubicados en Paseo de la Reforma que hace algunos días fueron rehabilitados, después de también habían sido vandalizados en una marcha de feministas.

En su avance hacia el Zócalo también rompieron los cristales del restaurante del hotel “Le Meridien” y prendieron fuego.

Los encapuchados también vandalizaron las instalaciones de la línea 7 del Metro, donde pintaron hasta uno de los vagones.

Ya en la Avenida Juárez, estas personas continuaron con los destrozos a negocios. En el Hotel Hilton y en una plaza comercial de la zona, también rompieron los vidrios y pintaron las fachadas.

En la librería Gandhi, frente a Bellas Artes, saquearon algunos libros e intentaron prender fuego al inmueble, acción que fue impedida por trabajadores que utilizaron extintores.

Al llegar al Eje Central, a unas cuadras del Zócalo, los encapuchados, que se concentraron en la retaguardia de la marcha, se toparon con elementos de la policía capitalina, sin embargo, se trasladaron a la calle Cinco de Mayo, donde continuaron los destrozos.

Elementos del Ejército mexicano que se hallaban custodiando Palacio Nacional ingresaron ante la agresión de los encapuchados, quienes lanzaron todo tipo de objetos y realizaron pintas alusivas a los 43.

Ante las agresiones, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del Equipo Antimotines se desplazaron en inmediaciones recinto para proteger los monumentos y edificios históricos.