Monitor Nacional
Vecindad política
Portada | Fernando Suárez
24 de agosto de 2015 - 10:39 am
guatemala y mexico-cional
Si en nuestro país los corruptos llevarán una vela en el trasero, México sería Las Vegas

¿Efecto Guatemala en México?

En el contexto internacional, la corrupción es también una forma de vida, claro ejemplo de burda corrupción por la ambición que algunos puestos gubernamentales permiten abrir la llave a los recursos económicos y discrecionalidad en la toma de decisiones.

Nuestro vecino país de Guatemala está cruzando por una grave crisis política interna donde las altas esferas de poder se vieron involucradas en presuntos actos de corrupción con el llamado caso “LA LINEA” específicamente el mismísimo Otto Pérez Molina presidente de aquel país, en referencia es algo así como el SAT acá en este lado de la frontera sur, cual es el caso ni más ni menos que el desvío de recursos, situación sin castigo en nuestro país.

Pareciera que la renuncia es el único camino para Pérez Molina, aunque ciertamente aún no ha sido declarado culpable por un juez, luego de que la Corte Suprema de Justicia y el Congreso hayan dictaminado que procede el antejuicio, en consonancia con otros sectores ciudadanos de diverso tinte político e ideológico, y en caso de que no lo hiciera solicitan a los organismos Legislativo y Judicial que aceleren los trámites.

Se dice que las estructuras de robo a las arcas nacionales tienen larga data, y que durante años se ha rumorado la recepción de dinero bajo la mesa para quienes detentan el Gobierno, pero ello no es óbice para reducir en lo más mínimo la responsabilidad legal.

Algunos de los detalles de lo expresado por el encargado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala Iván Velásquez son demoledores. Por ejemplo, que el presidente haya recibido tres días antes de la denuncia contra Roxana Baldetti ex vicepresidenta de Guatemala una especie de información sobre dinero proveniente de la estructura ilegal ya mencionada.

Por otra parte, en el caso de la ex vicepresidenta, la orden de captura significa la apertura de un juicio en Guatemala que la protege de alguna manera de una casi segura extradición a Estados Unidos, a causa de la información proporcionada por testigos protegidos en ese país.

En este momento Pérez Molina se mantiene en el puesto para el que fue electo gracias a su alianza con otro partido político, quien ordenó a sus súbditos votar en contra de despojarlo de la inmunidad otorgada por el derecho a antejuicio.

Es un favor que le debe al partido político “LIDER” caracterizado por su desobediencia y su burla a la Ley Electoral en Manuel Baldizon candidato presidenciable de aquel país, con lo cual agrega a su propio desprestigio el del aspirante que ahora desciende en la intención de voto según todas las encuestas.

A nadie le debe quedar duda de que ese apoyo terminará cuando el candidato liderista considere que apoyarlo le significa aún mayor disminución de sus votantes, y con ello abrirá la puerta a un juicio político del cual no tiene posibilidad de salir bien.

La figura presidencial Guatemalteca ha perdido importancia y ya es imposible negar el rechazo ciudadano al mandatario y al mismo tiempo el apoyo a que el sistema de justicia dé un nuevo paso adelante. Ahora sólo le queda esperar el más duro e inapelable juicio de todos: el de la historia, que en este momento avanza a pasos agigantados.

Cualquier similitud con la realidad nacional es pura coincidencia, será acaso el posible el efecto Guatemala en México.

Si en nuestro país los corruptos llevarán una vela en el trasero, México sería Las Vegas.

Para referenciar la grandeza de México en el contexto internacional cabe también citar lo escrito en el Poema de Mío Cid:

“¡Que buen vasallo sería si tuviese buen señor!”

“Hoy en día la gente sabe el precio de todo y el valor de nada”

Oscar Wilde

TAGS: , , ,