Monitor Nacional
Vestir de rojo es vestir vida: el VIH/SIDA
Portada | Eduardo Luciano Tadeo Hernández
1 de diciembre de 2015 - 4:56 pm
sida-metrics
El VIH/SIDA no es exclusivo de un grupo de personas; la nacionalidad, religión, raza, identidad de género y sexo no son factores que inmunizan

Diciembre es un mes repleto de festejos de la tradición cristiana en América Latina y en el caso particular mexicano, de la guadalupana. Pero, su primer día está alejado de cualquier tradición religiosa, se viste de rojo, vida. La razón: la lucha contra el VIH/SIDA. La acción global contra la pandemia ha congregado a diversas identidades nacionales y distintos actores (gobierno, sociedad civil, academia), con el objetivo común de lograr mejorar la calidad de vida de quienes resultan positivos a la prueba de Elisa y a su confirmatoria, la prueba Western Blot.
Para la Organización de las Naciones Unidas, el 2015 representa una celebración. Mostrando que las estadísticas pueden humanizarse, mencionan en su reporte How Aids Change Everything que hoy quince millones de personas con VIH tienen acceso a terapia antiretroviral. Esto prueba que la determinación humana a través de la ciencia puede lograr mitigar los problemas sociales. Sin embargo, en el mismo informe queda claro que todavía hay retos notables relacionados con la educación: en 2001, 25% de los jóvenes en el mundo tenían conocimiento sobre el VIH, esta cifra aumentó en 2014 a 35%. La organización en su prospectiva prevé que para el 2030, el 90% de la juventud mundial sabrá sobre el virus de la inmunodeficiencia humana. Sería importante que el cumplimiento del objetivo camine junto a un aumento general de los niveles educativos en el mundo.
El VIH/SIDA no es exclusivo de un grupo de personas; la nacionalidad, religión, raza, identidad de género y sexo no son factores que inmunizan. Toda persona es vulnerable si no se toman medidas precautorias. Por ello resultan esenciales los programas de prevención para crear consciencia y de acompañamiento para apoyar en la comprensión de un diagnóstico positivo. Así mismo, es impostergable la protección de los derechos humanos y las campañas de combate a la discriminación hacia personas cero-positivas.
A nivel internacional, aún falta mucho trabajo en la cultura de la tolerancia y el respeto. Aunque es evidente que el VIH/SIDA no es una “Peste Rosa”, se ha asociado notablemente con los homosexuales. Por eso es importante continuar la lucha contra la pandemia con cambios de actitudes a nivel gubernamental. Hoy, en países como Irán, Arabia Saudita, Yemen, Mauritania, Sudán, Nigeria y Somalia la homosexualidad es sancionada con la pena de muerte. No puede atenderse adecuadamente la pandemia si no hay un respeto por los derechos humanos de los individuos.
Hay casos loables para combatir la discriminación y crear consciencia sobre el VIH/SIDA. Milk Sero + es un grupo de apoyo mutuo para personas con VIH/SIDA, familiares y amigos, con sede en la Ciudad de México. Su labor ha sido un cálido abrazo para quienes reciben un fallo positivo y necesitan conocer, expresar, reflejarse en otros para encontrar su relación íntima con su diagnóstico, además de ser una puerta de conocimiento para quienes no son cero-positivos, pero quieren eliminar prejuicios e informarse. Con una visión amplia, el grupo ha tratado temas que van desde la administración de las finanzas, la limpieza bucal, los derechos humanos hasta las relaciones sero discordantes. Los miembros de este grupo, su elemento más valioso, confirman la visión de Monsiváis que “la democracia también es la importancia súbita de cada persona”.
Basta cruzar el océano atlántico y visitar el continente madre, África, para observar la diversidad de acciones creativas para la concientizar sobre el VIH/SIDA. La red denominada “The Soul Beat Africa” en su versión 2010 trató como tema central el teatro para el desarrollo, siendo una de las líneas de interés el teatro para crear consciencia sobre el VIH/SIDA. Una muestra que la sensibilidad del arte tiene su fortaleza en moldear la conciencia humana. Otro ejemplo es el Instituto África para el VIH/SIDA, con sede en Sudáfrica, que “utiliza el teatro educativo-interactivo para…eliminar prejuicios, desarrollar asociaciones entre los tomadores de decisiones gubernamentales y sociales e incluir sistemáticamente comunidades e individuos infectados y afectados”.
Los retos son tantos como las soluciones creativas. Se requiere de una red convencida de actores políticos, sociales, culturales y económicos para poder crear soluciones en el corto, mediano y largo plazo. Las sociedades necesitamos crear mayor sensibilidad y consciencia de la importancia que tiene la lucha contra el vih/sida; eliminar prejuicios. Como dice Jenaro Villamil, “#DíaMundialSida. No mata el virus, mata el miedo. La cura es la vacuna contra intolerancia, discriminación y pobreza. Esa es la epidemia”.

TAGS: , ,