Monitor Nacional
Vida millennial
Emprende seguro | Luis Lara Esqueda
2 de mayo de 2016 - 8:48 am
Millennials-MN
¿Por quién va a votar este sector?, no me queda claro, pues sus decisiones las toman en función de sus variables y su estilo de vida

En las elecciones del 2018 la participación ciudadana ―especialmente la de los millennials― será determinante para definir quién ganará. Cada vez que estudio este sector para conocer sus hábitos de consumo y las variables de sus decisiones me encuentro con la frase de Sócrates, «Sólo sé que no sé nada».

Asistí a una boda civil que se llevó a ante un juez que trataba el acto con una solemnidad propia de los tiempos de Melchor Ocampo (quien por cierto nunca casó y tuvo hijos fuera del matrimonio, mientras se daba tiempo de hacer la famosa epístola que se leía antes en las bodas), los jóvenes que participaron en la ceremonia eran millennials, actuaron todo el tiempo con sus propias reglas, ante la formalidad del juez al preguntar si había algún impedimento para contraer nupcias, uno de sus amigos dijo que sí y el juez casi se desmaya, ellos radiantes y felices celebraron la broma. En lugar de una acartonada lectura, ellos mismos se dijeron sus promesas frente a sus amigos, con sus propios valores: «He crecido junto a ti y he aprendido que somos un equipo», se dijeron mirándose a los ojos, tomados de la mano.

Del juez y de la CDMX sólo querían el formulismo legal, ellos ya habían conformado una familia desde hacía tiempo, aunque hace un mes avisaron que «a lo mejor se casaban», y así fue, al llegar nos informaron que no habría fotógrafo, que los invitados seríamos quienes a través de un hashtag (#) subiríamos las fotos a la red.

En lugar del tenor que canta música clásica que nadie escucha, su mejor amigo les compuso una canción, ante lo exquisito de la pieza le dije:

―Sin duda eres compositor.

―Para nada, soy médico y me gusta la música, les compuse la canción con todo mi corazón, ellos son mis amigos de toda la vida.

Las lágrimas de la novia eran de felicidad, el ambiente era excepcional, al mismo tiempo escuchábamos la música quienes estábamos físicamente ahí con ellos y, conectados, estaban todos sus amigos que radican en el extranjero y que no pudieron hacer el viaje. No se dieron anillo, pues argumentaron que lo llevan en el corazón.

Termino con la historia de la boda, esta pareja tiene un perro, al final de la ceremonia le entregaron a cada invitado un bambú con la foto del perro, entonces un amigo les dijo a los papás del novio que eso sería lo más cercano a un nieto, incluso los novios confirmaron este dicho a su mamá.

Y aquí es donde retomo el tema de esta columna, ¡fíjense bien qué propuesta harán a este grupo durante las elecciones! Estos jóvenes hablan de valores, de corazón, de momentos relevantes, espero se incluya esto en el discurso político de los candidatos y en su propuesta para elegirlos. Ellos estarán presentes en 2018, ¿habrá la suficiente imaginación para atraer a estos votantes?, deben ser diez millones ellos. Tienen sus reglas, es mejor que entendamos su creatividad.

¿Por quién va a votar este sector?, no me queda claro, pues sus decisiones las toman en función de sus variables y su estilo de vida, es evidente que su escala de valores es única y la honran, y es justo aquí donde o no entiendo lo que pasa o ya pasó lo que yo entendía, porque vamos a empezar a hablar de valores, sí, esos que se han olvidado en la propuesta política.

Dicen que hay dos sonrisas que duran un día: la de la graduación y la del día de la boda, en el caso de esta joven pareja, estoy seguro que durará mucho tiempo. Nos leemos la siguiente semana aquí en Emprende Seguro.

TAGS: , , ,