Monitor Nacional
Vivas nos queremos, vivas nos cuidamos
Entrando en calor | Elisa Sandoval
26 de abril de 2016 - 8:19 pm
columna
El eslogan de esta marcha fue #VivasNosQueremos, una frase que realmente causó un gran impacto en la sociedad

La violencia en contra de la mujer es una triste realidad de nuestro país, pero esto puede ser combatido de una manera pacifica. El pasado domingo 24 de abril se realizó una marcha de corte feminista en la Ciudad de México y en 26 ciudades más a lo largo de la república.

El eslogan de esta marcha fue #VivasNosQueremos, una frase que realmente causó un gran impacto en la sociedad. Esta frase hace alusión al derecho de vivir de las mujeres, en especial haciendo conciencia sobre todas las mujeres que se ven privadas de la vida por causa de acciones violentas machistas. México al ser un país históricamente machista, la violencia contra la mujer infamemente paso a ser parte de la misma cultura mexicana. El propósito de esta y muchas otras marchas y manifestaciones, es la erradicación de esta cultura machista y violenta que atenta que tantas vidas de mujeres inocentes se ha cobrando.

Este acto masivo de solidaridad hacia la mujer fue bien recibido por el publico en general ya que llego a ser trending topic en las redes sociales mexicanas. La marcha caracterizada por el color morado logró reunir tan solo en la Ciudad de México a más de seis mil asistentes.

El tema de la violencia en contra de la mujer y de los feminicidios es bastante grave e invisible a los ojos de la mayor parte del pueblo mexicano. Este problema se cobra la vida de miles de mujeres anualmente por razones como el machismo, la misoginia, los estereotipos y demás actos de violencia que solo atentan en contra de las mujeres. La idea primitiva de superioridad de género resulta tan aberrante que es increíble pensar que siga estando tan vigente hoy en día, en una sociedad que se supone que ha logrado evolucionar.

El tema de los feminicidios no es el único que afecta a las mujeres hoy en día. Las mujeres mexicanas actualmente se ven afectadas por el constante miedo a las desapariciones, violaciones y trata de blancas. El movimiento del pasado domingo busca lograr no solo una concientización, sino también pedir justicia y que se lleven a cabo las investigaciones correspondientes sobre estos casos que se han dejado flotando en el aire.

Según el órgano de las Naciones Unidas enfocado en la mujer, UN Women, entre 1985 y 2010, se registraron 36,606 defunciones atribuidas a feminicidios solo en México. Esta cifra resulta curiosa ya que solo están tomando mujeres cuyos asesinatos fueron registrados abiertamente. La cifra de mujeres que fueron violentadas y no están registradas, aumentarían esta cifra y se rondarían los 40 mil aproximadamente, según el órgano de las Naciones Unidas.

Algo que debemos tomar en cuenta es que estos crímenes siguen sucediendo, porque hasta el momento no se ha dado el castigo que se debería dar. La marcha también realizó una petición respecto a esto. Se pidió un mayor apoyo y seguimiento por parte de las autoridades mexicanas en la prevención de estos crimines y un castigo a los perpetuadores de dichos actos infames. La sociedad mexicana, hombres y mujeres, pedimos que la justicia sea llevada de las palabras a la acción. Se debe impartir una justicia que verdaderamente defienda los derechos de la mujer.

Debemos estar consientes que no es necesario declararse feminista para defender a las mujeres. El simple hecho de ser humanos debe bastar para saber que las mujeres se merecen el mismo respeto que los hombres. Se debe fomentar una cultura donde la palabra mujer no sea sinónimo de debilidad y opresión, sino donde se logre un empoderamiento real. La marcha buscaba eso precisamente, acabar con la violencia al mismo tiempo de promover el empoderamiento de la mujer.

En la marcha sucedió algo curioso que es importante resaltar. También se hicieron presentes mujeres transgénero que declaraban que la agresión y asesinato de mujeres trans cuenta de igual manera como feminicidio y violencia. Este es otro ejemplo de que el respeto debe ser igual para todos, dejando de lado su sexualidad y su orientación.

La sociedad mexicana tiene sed de justicia y de respeto. Violentar los derechos de las mujeres por ser consideradas inferiores y débiles, debe ser castigado y detenido lo antes posible. No podemos seguir viviendo ignorando el problema que está al acecho. Las cifras no mienten y acción debe ser tomada inmediatamente.

La lucha en contra de los feminicidios y la violencia de genero busca solamente dos cosas: justicia y liberación. Justicia para aquellas que vieron acabadas sus vidas por la misoginia y liberación para todas las mujeres que viven en constante opresión machista en nuestro país. No se pide superioridad de genero, simplemente se pide un trato igual y digno para las mujeres, se busca lograr un estado de paz donde la violencia no este a la vuelta de la esquina todo el tiempo. La concientización es tarea de todos y no se debe parar hasta que el respeto se convierta en una realidad.

TAGS: , , ,