Monitor Nacional
¿Y las elecciones?
Latinoamérica | Redacción
29 de noviembre de 2016 - 2:42 pm
america
Los países de América Latina cumplen con los requisitos fundamentales del régimen democrático, sin embargo, al tiempo en que los habitantes consolidan sus derechos políticos se enfrentan a altos niveles de pobreza

Los resultados del pasado martes 8 de noviembre el mundo entero estaba impactado con el resultado de las elecciones en Estados Unidos, y días antes todos estábamos a la expectativa de quien iba a ganar, porque sabemos que lo que pasa en este país tiene repercusiones en la mayoría de los Países. Pero mientras la preocupación y la atención estaba enfocada en este suceso se descuido lo que sucedía en el resto del mundo. Es decir, muy pocas personas se enteraron que América Latina también se encontraba en proceso de elecciones y estoy de acuerdo con que EEUU tiene mucho impacto en esta región, pero ¿no es más importante enfocarse primero a lo que sucede en el interior y luego preocuparse por lo externo?

Al mismo tiempo que en Estados Unidos se llevaron a cabo las elecciones de diferentes países Latinoamericanos y del Caribe, como Nicaragua (Nov 6), Chile (Oct 30), Guatemala (Oct 25), Belice (Nov 4), Haití (Oct 25), Paraguay (Nov 15), Argentina y Colombia (Oct 25) (OEA, 2016). Sin embargo es importante ver más allá de la práctica de las elecciones que puede sonar muy normal, para darnos cuenta que es igual de preocupante o más lo que está sucediendo dentro de nuestra región; y para entender mejor lo que está realmente sucediendo es importante ponernos en contexto. Desde hace tiempo la región de América Latina y el Caribe ha experimentado una serie de cambios políticos especialmente la pérdida de credibilidad en el gobierno y en la democracia. Esto sucedió por un conjunto de factores que crean la realidad de las personas que viven en esta parte del mundo, es decir, la desigualdad social, la pobreza extrema, la sociedad inmensamente polarizada, la incapacidad del gobierno de responder a las necesidades de su pueblo, inconformidad política, y así podemos seguir y seguir con la lista. Factores que han ido moldeando la tendencia de las políticas y la respuesta de las sociedades ante las mismas.

Un informe realizado por la PNUD explica que “los países de América Latina cumplen hoy con los requisitos fundamentales del régimen democrático, sin embargo al tiempo en que los habitantes consolidan sus derechos políticos se enfrentan a altos niveles de pobreza y a la desigualdad más alta del mundo. Así, se plantea que existen fuertes tensiones entre la expansión de la democracia y la economía, la búsqueda de la equidad y la superación de la pobreza” (Esteves, 2004). Y una situación muy grave es que los partidos al día de hoy enfrentan un momento de alta desconfianza como agentes de representación y llegan al poder ya sea porque “es el menos peor” o (como en la mayoría de los casos) porque la gente no se presenta ya a votar. Tristemente esto sucede por la idea de que al final termina en el poder quien ya tienen pensado y muchas personas le ven razón para participar en las elecciones o porque la sociedad enfrenta diferentes crisis que le impiden ejercer su derecho al voto.

Esto se ve claramente en el caso de las elecciones de Haití, un país sumido en profunda crisis. Donde se realizaron elecciones generales para escoger presidente, senadores y diputados; cuando aún no se recupera del devastador huracán Mathew y del terremoto del 2010. Este país caribeño además ha estado envuelto en una crisis política desde las elecciones del 2015. La población mostró resentimiento que les hayan pedido salir a votar cuando no pueden ni cumplir con satisfacer sus necesidades básicas (BBC Mundo, 2016). Las autoridades se justifican en que ya es hora de tomar medidas para buscar la forma de salir adelante, pero, tomando en cuenta que las personas perdieron incluso sus tarjetas de identidad personal en el desastre y únicamente se han emitido 4,000 al día de hoy; ¿es esa la mejor solución? Y realmente las autoridades electas van a poner primero el bienestar de la población sobre sus propios intereses o ¿va a ser el mismo cuento de siempre?, porque lo primero en lo que la población de Haití piensa en estos momentos es cómo conseguir sus necesidades básicas y sobrevivir ante la situación que están viviendo.

Esta triste realidad donde las autoridades están en el poder únicamente para llenar vacíos y para enriquecerse con los beneficios de su posición. No digo que todas las autoridades busquen lo mismo, pero lamentablemente es un patrón que se repite constantemente en la región. Decimos que las elecciones de Estados Unidos eran cruciales para el futuro de América Latina, y no les resto importancia, más creo que es más importante echarse un clavado a nuestra propia realidad y pensar en la forma de que la influencia interna tenga mayor peso para el desarrollo de la región, que lo que puede llegar a hacer el presidente de otro país.

Paola Alexandra Díaz Solano

Estudiante del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Campus Gdl.

TAGS: , ,