¡Ya me tienen hasta la Modric, el comunismo nunca ha existido!

Marx y Engels definen al comunismo como la segunda etapa del socialismo científico, en su libro “El Manifiesto del Partido Comunista” en el capítulo II Proletarios y comunistas, mencionan que el objetivo inmediato es la constitución de los proletarios en clase, el derrocamiento de la dominación burguesa, y la conquista del poder político por el proletariado.

Al final de ese mismo capítulo se enlistan 10 puntos clave de la ideología, los cuales son:

  • Expropiación de la propiedad territorial y empleo de la renta de la tierra para los gastos del Estado.
  • Fuerte impuesto progresivo.
  • Abolición del derecho de herencia.
  • Confiscación de la propiedad de todos los emigrados y sediciosos.
  • Centralización del crédito en manos del Estado por medio de un Banco nacional con capital del Estado y monopolio exclusivo.
  • Centralización del crédito en manos del Estado de todos los medios de transporte.
  • Multiplicación de las empresas fabriles pertenecientes al Estado y de los instrumentos de producción, roturación de los terrenos incultos y mejoramiento de las tierras, según un plan general.
  • Obligación de trabajar para todos; organización de ejércitos industriales, particularmente para la agricultura.
  • Combinación de la agricultura y la industria; medidas encaminadas a hacer desaparecer gradualmente la diferencia entre la ciudad y el campo.
  • Educación pública y gratuita de todos los niños; abolición del trabajo de estos en las fábricas tal como se practica hoy, régimen de educación combinado con la producción material.

Por ello recalco que nunca ha existido el comunismo en el mundo, solo han existido distintas corrientes de socialismo según el contexto histórico, sociopolítico y geográfico de los países donde se ha implementado el socialismo científico.

Supuestamente Karl Marx pensaba que si “El desarrollo capitalista creaba una desigualdad tan grande que degenerara un estado de colapso causaría una revolución obrera que daría inicio a la etapa socialista con la dictadura del proletariado”. Este supuesto nunca se ha originado hasta el momento, ya que ninguna democracia capitalista ha enfrentado una revolución obrera como tal. Las únicas naciones donde hubo revoluciones “marxistas” han sido en Rusia, China (países feudales con algunas ciudades industrializadas) en Rusia se derroto a los Zares y en China al Imperio Japonés; Aunque en Cuba (país agrario y turístico) también hubo una revolución esta no cuenta como marxista. Por lo tanto en ninguno de estos países tenían las condiciones industriales capitalistas que menciono Marx y Engels.

Otro supuesto es que “tras varias décadas de socialismo el sistema se transformaría para convertirse en comunismo”. Este punto es capcioso, en las teorías marxistas dice que después de varias generaciones de socialismo la sociedad transitaría a una sociedad sin estado organizada en comunas pero no mencionan cuantas generaciones.

La URSS duro 70 años y colapso por su Estado meramente burocrático, además de que existía el culto a la personalidad (Lenin y Stalin), como también la dictadura de un partido único en vez de la famosa dictadura del proletariado; En China a través de Mao se implementó el “socialismo agrario” y con la dinastía Xiaoping  abandonaron la transición socialista y se convirtieron en un país con economía de mercado socialista que es todo menos marxismo, Cuba nunca fue una nación marxista como tal, ellos crearon un socialismo a las condiciones de su país y con la caída de la URSS y el cambio tan drástico de la geopolítica se han ido replanteando ser una nación con economía de mercado socialista, hace unos días plantearon eliminar de la constitución el artículo 5° que trata sobre comunismo,  Corea del Norte también abandono el marxismo-leninismo e implementaron la ideología Juche y por ultimo Vietnam también dejo el marxismo-leninismo y decidió implementar la “economía de mercado orientada al socialismo”

Podemos concluir que hasta el momento ningún experimento socialista se ha convertido en una sociedad sin Estado.