Retrasan Roland Garros por COVID-19

A causa del coronavirus (COVID-19), el Torneo Roland Garros se jugará del 20 de septiembre al 4 de octubre y no finales de mayo cuando se tenía previsto, así lo informaron sus organizadores.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

A causa del coronavirus (COVID-19), el Torneo Roland Garros se jugará del 20 de septiembre al 4 de octubre y no finales de mayo cuando se tenía previsto, así lo informaron sus organizadores.

“El mundo entero está afectado por la crisis de salud pública relacionada con COVID-19. Para garantizar la salud y la seguridad de todos los involucrados en la organización del torneo, la Federación Francesa de Tenis tomó la decisión de celebrar la edición 2020 de Roland Garros del 20 de septiembre al 4 de octubre de 2020”, apuntó el comité organizador del torneo en un comunicado.

“Aunque nadie puede predecir cuál será la situación el 18 de mayo, las medidas de confinamiento actuales nos han impedido continuar con nuestros preparativos y, como resultado, no podemos celebrar el torneo en las fechas planificadas originalmente”, se lee en el documento.

“Hemos tomado una decisión difícil pero valiente en esta situación sin precedentes, que ha evolucionado mucho desde el pasado fin de semana. Estamos actuando de manera responsable y debemos trabajar juntos en la lucha para garantizar la salud y la seguridad de todos “, explicó Bernard Giudicelli, presidente de la Federación Francesa de Tenis (FFT).

Además de informar sobre la reprogramación del calendario, el comunicado notificó cualquier boleto ya comprado para la edición 2020 del torneo que se realiza en París, que los tickets serán reembolsados o cambiados para las nuevas fechas.

La suspensión de Roland Garros se suma la de todos los eventos ATP Tour y ATP Challenger Tour programados hasta la semana del 20 de abril, inclusive. En primer orden, el primer torneo que se canceló fue el Masters 1000 de Indian Wells. Acto seguido, se le sumó el bpor iniciativa de la alcaldía de Miami-Dade. Con suspensión programa, otros torneos significativos que se dieron de baja fueron el Masters 1000 de Monte Carlo, el ATP 500 de Barcelona y el ATP 250 de Budapest, además de otros certámenes.