Akihito dice adiós; inicia sucesión imperial en Japón

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Este martes concluirá la era ‘Heisei’ (paz) del emperador Akihito en Japón, el lapso más pacífico que ha tenido el país en su historia reciente y se dará paso para ‘Reiwa’, bella armonía del sucesor Naruhito, quien será el prime en el Trono del Crisantemo en dos siglos.

El pasado 8 de agosto de 2016, Akihito anunció que se le dificultaba cumplir con sus funciones, debido a su avanzada edad y al no estar en las mejores condiciones. Sin embargo, en ese momento no podía abdicar, debido a que la ley entonces no lo permitía.

Sin embargo, tras esta situación, el Gobierno de Japón anunció el pasado 1 de diciembre de 2017 que la sucesión al trono se realizaría entre el 30 de abril y 1 de mayo de este año.

La primera ceremonia, la cual es de abdicación, durará alrededor de 10 minutos e iniciará en punto de las 17:00 horas local (8:00 de la mañana GMT). El evento se realizará en la Sala de Pino, la más elegante del Palacio Imperial de Tokio y en el acto participarán 338 personas.

En esta ceremonia, Akihito podría decir sus últimas palabras como emperador para posteriormente abdicar. De igual manera, cederá dos símbolos y tesoros del Crisantemo que ha custodiado durante tres décadas: la legendaria espada Kusanagi y una joya de jade.

Tras la renuncia de Akihito, el miércoles Naruhito tomará posesión y asumirá el Trono del Crisantemo en una ceremonia donde se contará con la presencia de miembros de la Casa Imperial y altos funcionarios de los tres poderes del Estado.

De acuerdo a algunos medios locales, el primer presidente que se reuniría con Naruhito sería el mandatario estadounidense, Donald Trump, quien llegaría a territorio japonés el 25 de mayo.