Deja a mormones… ¡por los acostones!

Ante la insistencia de sus padres, Addie Andrews se vio forzada a elegir una religión, por lo que a la edad de 17 años se unió a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Ciudad de México.- Ante la insistencia de sus padres, Addie Andrews se vio forzada a elegir una religión, por lo que a la edad de 17 años se unió a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

“La iglesia me acogió, fue muy acogedora y quería que me fuera bien», dijo al New York Post.

La joven solo había tenido relaciones sexuales una vez antes de aceptar la religión mormona, y se adhirió a las reglas de la iglesia contra el sexo prematrimonial, que según ella la alejó de su auténtica vocación.

Fueron 18 meses en los que hizo proselitismo en una misión en Estados Unidos, por lo que no tuvo relaciones sexuales hasta los 26 años.

Pero su vida dio un giro de 360 grados, en 2017 dejó la iglesia y se mudó a California para cumplir su sueño de ser actriz, al no tener éxito, se arriesgó y probó suerte como bailarina exótica. Fue ahí cuando todo cambió para Andrews, gracias a diversos contactos con agentes del mundo del cine para adultos pudo incursionar en el.

Aunque su familia no está muy de acuerdo, apoyan a Addie, quien apenas lleva dos años en el cine porno y alejada de la represión de la religión mormona.