Día Mundial sin Tabaco: origen, propósito y datos

El 31 de mayo, instituciones de salud y público en general celebran el Día Mundial sin Tabaco: una fecha cuyo propósito es el de poner de relieve los riesgos asociados con el tabaquismo, y abogar por políticas eficaces para reducir su consumo.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Ciudad de México.- El 31 de mayo, instituciones de salud y público en general celebran el Día Mundial sin Tabaco: una fecha cuyo propósito es el de poner de relieve los riesgos asociados con el tabaquismo, y abogar por políticas eficaces para reducir su consumo. ¿Cuál es la historia que dio origen a esta celebración?

Cada año, este día tiene un lema específico; en este 2018, el lema elegido fue: ‘Tabaco y cardiopatías’.

En 1987, la Organización Mundial de la Salud (OMS) promulgó una resolución que declaraba al 7 de abril de 1988 como un «Día mundial sin fumar», cuyo objetivo era exhortar a los consumidores a abstenerse de fumar tabaco durante 24 horas. Al año siguiente, la Asamblea de la OMS aprobó la resolución WHA42.19, que declaraba al 31 de mayo de cada año como Día Mundial sin Tabaco.

El Día Mundial Sin Tabaco 2018 se centrará en el impacto que el tabaco tiene en la salud cardiovascular de las personas en todo el mundo, pues el consumo de tabaco es un factor de riesgo importante para el desarrollo de la enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y la enfermedad vascular periférica.

A pesar de que se conocen bien los daños para la salud cardiaca que provoca el tabaco y de la disponibilidad de soluciones para reducir la morbimortalidad que ocasiona, amplios sectores de la población desconocen que es una de las principales causas de las enfermedades cardiovasculares.

Algunos datos sobre el tabaco

  • Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo, y el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno —fumadores pasivos— contribuyen a cerca del 17% de las defunciones por cardiopatías.
  • El consumo de tabaco es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares, después de la hipertensión arterial.
  • La epidemia mundial de tabaco causa cada año más de 7 millones de defunciones, 900 mil de las cuales corresponden a personas no fumadoras que respiran humo de tabaco ajeno.
  • En los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón; entre los lactantes causa muerte súbita, y en las mujeres embarazadas. ocasiona bajo peso del recién nacido.
  • Casi la mitad de los niños respiran normalmente aire contaminado por humo de tabaco en lugares públicos.
  • Cerca del 80% de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos medianos y bajos, que son los que soportan la mayor carga de enfermedad relacionada con este producto.