El gobierno chileno recula ante las protestas; hay toque de queda en Santiago

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Sebastián Piñera, presidente de Chile, debido a la presión por los disturbios en su país, anunció la suspensión del alza en los pasajes del metro en la ciudad capital de Santiago. Así permanecerá hasta que se llegue a un acuerdo que proteja a los habitantes de las repercusiones del aumento del dólar en la fijación de las tarifas.

El gobierno chileno implementó esta medida con la finalidad de tranquilizar los movimientos de protesta que iniciaron el lunes y que se tornaron violentos, no solo en Santiago, también en otras ciudades del país sudamericano. Debido a las manifestaciones, la noche de este sábado se decretó toque de queda en Santiago de Chile.

La movilización de ciudadana inició tras implementarse un incremento de 30 pesos al precio para acceder al metro hace dos semanas, con lo que su costo se determinó en 830 pesos (1.2 dólares, aproximadamente).

Piñera mencionó que será necesario aprobar una ley que permita reducir la tarifa del metro, el gobierno buscará acuerdos que permitan proteger a los ciudadanos de la influencia de los aumentos drásticos del dólar o del petróleo en las diferentes tarifas que pagan.

«He escuchado con humildad y mucha atención la voz de mis compatriotas y no tendré miedo a seguir escuchando esa voz porque así se construyen las democracias», dijo Piñera.

El presidente chileno condenó los actos de vandalismo ocurridos el viernes y que continuaron este sábado, donde se incenciaron algunas estaciones del metro, así como autobuses, además de presentarse enfrentamientos de grupos violentos contra agentes del Ejército y las fuerzas del orden.

Autoridades chilenas impusieron un toque de queda la noche del sábado en Santiago, informó el general del Ejército, Javier Iturriaga, a cargo de la seguridad de la ciudad, en medio de un estado de emergencia para hacer frente a dos días de protestas violentas.