¿Qué ocasionó la extinción de los dinosaurios?

Un equipo de científicos concluyó que el meteorito que impacto en Chicxulub, Yucatán tuvo un gran impacto en la desaparición de estos animales.

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Durante años, los científicos han debatido sobre qué causó la extinción de los dinosaurios. Al parecer, esta discusión llegó a su fin, ya que un equipo de científicos concluyó que el asteroride que impacto en Chicxulub, Yucatán tuvo un gran impacto en la desaparición de estos animales.

Aunque hay varias teorías, dentro de las cuales destaca un episodio de volcanismo ocurrido en las Trampas de Deccan, donde unos 500 mil kilómetros cúbicos de lava inundaron la mayor parte de la India y sus profundidades marinas, un equipo internacional liderado por la paleontóloga y profesora titular de la Universidad de Zaragoza, Laia Alegret, informó que si bien la actividad volcánica influyó, ésta no fue la causante directa de la extinción.

«Aunque los volcanes pueden llevar a una extinción masiva porque liberan gran cantidad de dióxido de azufre o de carbono, que pueden alterar el clima y acidificar el mundo, los resultados sugieren que al menos el 50 por ciento o más de la liberación de gases ocurrió mucho antes del impacto del asteroide, por lo que este fue el único impulsor de la extinción», explicó Paul Wilson, miembro del equipo y de la Universidad de Southampton.

En este nuevo estudio, se analizaron los fósiles marinos y se realizaron varios modelos climáticos, que demuestran que la mayor parte de la liberación de los gases volcánicos ocurrieron unos 200 mil años antes del impacto del asteroide.

«La actividad volcánica en el Cretácico tardío causó un evento gradual de calentamiento de unos dos grados, pero no una extinción masiva», indicó el profesor Michael Henehan y encargado de recoger los datos de temperaturas.

Finalmente, se destacó que los gases volcánicos pudieron haber desempeñado un papel importante a la hora de dar forma a diferentes especies surgidas después de la extinción, en lugar de haber sido los impulsores del evento inicial.