Suspende Trump la entrada a EU a personas procedentes de Europa

Comparte/

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Desde la Casa Blanca, el presidente estadounidense Donald Trump anunció la suspensión de viajes entre Estados Unidos y Europa por 30 días, debido a que este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara oficialmente al coronavirus como una pandemia.

La medida comenzará a implementarse a partir del viernes a la medianoche, Reino Unido será el único país exceptuado, pues es uno de los principales aliados de Washington.

“Desde el comienzo [de la epidemia] establecimos prohibiciones a los viajes desde China y lanzamos la primera cuarentena nacional y obligatoria en 50 años. Declaramos la emergencia sanitaria y lanzamos las mayores advertencias sobre el viaje a países afectados por esta horrible enfermedad. Al tomar estas medidas, vimos un número muy inferior de casos en los Estados Unidos que los que hay ahora en Europa», señaló Trump, durante un mensaje en vivo.

«La Unión Europea no tomó las mismas precauciones. Como resultado se crearon varios focos en Estados Unidos debido a los viajantes desde Europa”, señaló Trump.

“Después de consultar a los mayores expertos en salud en el gobierno, hemos decidido tomar duras pero necesarias acciones para cuidar la salud y el bienestar de los estadounidenses. Para evitar la llegada de nuevos casos a nuestras costas, vamos a suspender los viajes entre Europa y Estados Unidos por 30 días, a partir del viernes a la medianoche”, agregó.

La drástica medida incluye excepciones para aquellos estadounidense que deban retornar y se controle su estado de salud. También afectará al comercio y la carga entre Estados Unidos y Europa, así como “varias otras cosas” a medida que “logremos la aprobación”. “Estamos hablando de cualquier cosa que venga de Europa a los Estados Unidos”, explicó.

En el mensaje a la nación el mandatario también anunció una serie de medidas económicas para paliar los efectos que el coronavirus ya está teniendo en Estados Unidos, donde se han cancelado numerosas eventos multitudinarios y el movimiento de personas se ha visto afectado.